El clima en Cipolletti

icon
28° Temp
9% Hum
LMCipolletti

Expectativa por apelación de policía

La situación del cabo David Carrasco, quien está detenido por el crimen de Nicolás Scorolli, quedaría definida a principios de febrero.

Tras la presentación de la apelación por parte de la defensa del policía David Carrasco, quien fue procesado con prisión preventiva por el crimen del adolescente Nicolás Darío Scorolli, la situación se resolvería recién después de finalizada la Feria judicial de verano. Si se confirma lo resuelto por la jueza Sonia Martín, el uniformado será llevado a juicio oral por un delito que contempla castigos a perpetuidad.
De acuerdo a fuentes allegadas a la causa penal, la decisión de la justicia local se conocería en los primeros días de febrero luego del receso veraniego. La respuesta de la Cámara criminal que intervendrá en el análisis de la apelación es esperada con gran expectativa por Carrasco y su representante legal, Eves Tejeda, porque determinará si el caso se encamina hacia el debate o vuelve al juzgado de origen.
 
Detención
El cabo primero que cumplía funciones en la Unidad 32 quedó detenido luego del trágico hecho que tuvo como víctima a Scorolli, de 16 años. Todo empezó en una persecución en la madrugada del pasado 25 de diciembre debido a que el menor, junto a un grupo de amigos, robó un auto a un vecino de la ciudad, según se estableció en la etapa instructoria. La Policía inició un inmediato despliegue y logró interceptar a los ladrones en las cercanías de la Ruta 151. En ese marco, Carrasco habría disparado su arma contra el adolescente tras un aparente intento de fuga. La jueza se encargó de restar importancia a los testimonios que desincriminaban al policía y puntualizó que “ninguna de estas versiones se ajusta al resto del cuadro probatorio existente en autos. El disparo se ha producido en forma perpendicular y a corta distancia, por lo que cae la hipótesis del forcejeo ya que no se explica como pudo ingresar de esa manera si estaban tironeando de la escopeta. Obviamente, al momento de salir el disparo hubiera estado inclinada”.
Lo ocurrido con el agente de la Policía cipoleña generó una gran repercusión en la región y la provincia. Mientras algunos afirmaron que se trataba de un caso de gatillo fácil, otros no dudaron en salir a manifestarse y pedir su liberación.
Sin embargo, para la magistrada interviniente, las pruebas incriminatorias fueron determinantes y por esa razón, decidió avanzar en su procesamiento por homicidio agravado, un delito que contempla penas de prisión perpetua. Si confirman la imputación, será llevado a juicio en el presente año.

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Dejá tu comentario