El clima en Cipolletti

icon
13° Temp
61% Hum
LMCipolletti

Exotismo que fascinó al mundo

“Cuadros Orientales” es una propuesta artística con remembranza pictórica. Se recrearán aquellas pinturas sobre Oriente Medio con mirada occidental.

El Centro Cultural mañana volverá a ser escenario de las danzas árabes. Esta vez, Shahrazad presentará su ballet adulto.

La posibilidad de conocer una cultura milenaria volverá a plantearse en el escenario del Centro Cultural, Toschi y Tres Arroyos, mañana a las 21. “Cuadros Orientales” se desplegará para que las alumnas adultas de Shahrazad muestren cuál es el nivel que han alcanzado después de tanta dedicación.
La propuesta está integrada por la recreación de trece cuadros que fueron creados entre 1800 y 1900. Período histórico en el cual Occidente no sólo sintió curiosidad por la vida en Oriente Medio, también se dedicó a explorarla y, por sobre todas las cosas, a imaginarla.
“Cuando Napoleón Bonaparte conquista Egipto, hay un redescubrimiento de Oriente Medio, comienza un fanatismo y la gente comienza a viajar para conocer”, describió Nieves de Cesco, directora del instituto. De esa etapa datan piezas pictóricas que intentaban reproducir lo que los turistas occidentales habían visto en sus viajes. “Había quedado oculta la cultura desde Oriente Medio hasta Oriente. Aparecen un montón de artistas que viajan y comienzan a pintar lo que veían, pero lo que hacían estaba cargado de subjetividad, de una fascinación”.
Esas recreaciones además de contener fantasías, también representaban a mujeres danzando, y esa caracteríastica la empleó De Cesco para transformar las artes visuales en bailes.
 
Contextualización

La puesta en escena es audiovisual, contando con sonidos que ambientarán la presentación. También se contará con la proyección de imágenes de Oriente Madio actual.
La combianción de estos elementos fue pensada para que el espectador pueda deducir el contexto que se está reproduciendo en el escenario, dándole al show un carácter pedagógico.
"Con estos cuadros lo que hacemos es ubicarnos en una época reciente, y ver cómo es la mirada de Occidente sobre Oriente", indicó la directora. "Tuvimos que practicar un poco lo teatral con las chicas. No vamos a trabajar ningún cuador en particular, pero vamos a representar algo alusivo", añadió.
De Cesco también aprovechó la oportunidad para que sus alumnas debieron investigar más sobre las bases de la danza que están aprendiendo, de esa manera intenta que su interpretación sea más consciente y respetuosa. "En Occidente nos quedamos con la cáscara. Es bueno darle un contexto a las danzas del vientre porque está un poco desvirtuada", dijo De Cesco. 

Dejá tu comentario