El clima en Cipolletti

icon
12° Temp
47% Hum
LMCipolletti

Estudiantes de la UNCo alarmados por los asaltos

Juntan firmas para exigir mayores medidas de seguridad en el predio de Los Tordos.

Los robos se dan en los accesos y en las cuadras cercanas, mayoritariamente con mujeres como víctimas.
 
La salida de clases es más que riesgosa para los miles de alumnos que cursan sus estudios en la sede Los Tordos de la Universidad del Comahue, donde funcionan las facultades de Medicina y Ciencias de la Educación. Los arrebatos y ataques se repiten dada la oscuridad del ingreso al predio por Circunvalación e Yrigoyen. Y en varios casos hubo agresiones físicas.
Desde la Comisaría Cuarta aseguraron desconocer la existencia de robos, por falta de denuncias. Sin embargo, las manifestaciones públicas son constantes y hasta se inició una campaña de firmas para exigir a la universidad que garantice la presencia de personal de seguridad en los horarios más conflictivos.
A través de las redes sociales se conoció ayer un nuevo episodio, que generó preocupación en la comunidad educativa. Habrían intentado abordar a una mujer cuando dejaba la sede de la UNCo, aunque no la hirieron ni le habrían sustraído elementos. "Vamos a tener que ponernos todos a seguir juntando firmas. Me quiso agarrar un tipo a la salida de la 'facu'. Yo ya estaba juntando firmas para ayudar a otra compañera a la que le pasó lo mismo", contó la propia víctima a través de grupos de Facebook donde se debaten cuestiones vinculadas a la actividad académica.
Las carreras que se cursan en el campus de la zona este son las que tienen mayor matrícula en el ámbito académico local, con casi cinco mil alumnos. Por ello, a pesar de que tanto Psicología como Medicina dividen las cátedras en otros edificios, el movimiento de jóvenes es constante y al haber menos horas de luz solar se intensifican los momentos donde se dan situaciones propicias para los hechos delictivos.
La escasez de aulas y el alto índice de inscriptos impiden diagramar jornadas acotadas por lo que la actividad comienza muy temprano y termina cerca de la medianoche, mencionaron alumnos. A eso se suma que muchos de los universitarios llegan al lugar en colectivo y deben esperarlo a la intemperie.
 
Reclamos
Los planteos a las autoridades por refugios para aguardar el transporte e iluminación en los accesos no tuvieron el eco esperado. Tampoco la solicitud de que la Policía diagramase mayores recorridas preventivas. Por eso, quienes sufrieron delitos recientemente comenzaron a hacer circular un petitorio en el que reclaman la intervención de las autoridades de las facultades de Medicina y Ciencias de la Educación.
La campaña de adhesiones comenzó en junio cuando a varias cuadras del lugar un ladrón golpeó a una joven estudiante para quitarle el bolso. Desistió de su accionar porque se detuvo un taxista que observó el hecho.
A diferencia de otros casos, esa situación sí habría sido denunciada a la Policía para presentar una copia ante la casa de altos estudios y exigir la implementación de otras normas de seguridad.
 
Prevención
Aunque actualmente los asistentes a las cátedras contemplan que no hay medidas concretas para combatir los ataques de los que son blanco permanente.
La elección de los estudiantes es llegar e irse en grupo a las clases. Aunque eso no basta para acabar con los asaltos, que ahora también se dan en cercanías a los barrios Flamingo o San Pablo, cuando se van disgregando en dirección a sus casas.
"Tratamos de salir con varias compañeras y llevar a la facultad sólo lo imprescindible", contó una alumna de Psicología, quien ya sufrió el robo de su mochila con material de estudio, dinero y celular.
Los jóvenes son atacados caminando por Yrigoyen y avenida Alem o al esperar los colectivos, según pudieron establecer a través del boca a boca con el que se notifican del accionar de los delincuentes.

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Dejá tu comentario