El clima en Cipolletti

icon
10° Temp
74% Hum
LMCipolletti

Es tiempo de creer

Por OSCAR MÉNDEZ

Cipolletti todavía no ganó nada, ni siquiera se ha asegurado un lugar en la súper final del Torneo Argentino A, pero las lágrimas de Domingo Perilli en el vestuario sanjuanino post 1 a 0 sobre Sportivo Desamparados resultaron reveladoras.
Hace tiempo que el pueblo futbolero albinegro espera una señal, un sincero convencimiento interno de ir por todo más allá de presupuestos y provincias más generosas con las campañas de fútbol.
Lo mejor del equipo rionegrino hasta aquí había sido su propia campaña construida, ganando seis veces de visitante durante la fase regular, siendo el primer equipo de la tabla general y asegurándose presencia en la segunda ronda con un mes de anticipación.
Lo peor, el perfil subterráneo que empezaba a confundirse con el conformismo deportivo. Algo así como suicidarse el hambre deportiva y despertar al hincha en medio del sueño más anhelado.
Poco sirven las palabras si no aparecen los resultados; extraño resultaba entonces que ante semejante campeonato, todos creyeran más en este equipo que el propio Cipolletti para las batallas finales.
La emoción de Perilli en los camarines cuyanos reveló la enorme presión que este equipo cargo sobre sus espaldas tras fallar en el momento menos oportuno. «Si ganamos en San Juan, podemos ser campeones», dijo el DT a sus jugadores en la charla previa al tercer partido.
Desde estas mismas páginas se criticó falta de audacia para intentar cambiar el trámite del encuentro ante Patronato, independientemente de explicaciones razonables por parte de su  entrenador.
El llanto de «Mingo» después del 1 a 0 fue una descarga, un desahogo ante la teoría popular que de haber perdido en San Juan, tres años de trabajo iban a ser relativizados. Porque como él mismo le dijo a los periodistas «en el fútbol de hoy sólo importan los resultados y el que no gana es un p…».
Irrespetuoso sería coincidir con ese concepto, más allá de lo metafórico que pudiera resultar expresarlo en un charla de café. Porque a este Cipolletti nadie podría crititicarle falta de trabajo, de planificación, sacrificio, humildad y condiciones. Pero es tiempo de creer, porque la victoria en San Juan ya es un hecho y se convirtió en la séptima lejos de La Visera en el certamen.

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Dejá tu comentario