El clima en Cipolletti

icon
12° Temp
59% Hum
LMCipolletti

"En Medicina hay un golpe institucional en curso"

El decano Álvaro Oliva sostuvo que la crisis de la unidad académica se resuelve con la salida definitiva de cinco de sus secretarios.

El funcionario dijo que está defendiendo el mandato democrático y destacó la defensa del prestigio de la facultad.
 

“Hay un golpe institucional en curso”, manifestó ayer el decano de la Facultad de Ciencias Médicas, Álvaro Oliva, ante la renuncia conjunta de cinco de sus seis secretarios que cuestionan su gestión y también a la secretaria de Administración, Silvina Parada, la única que no dimitió a su cargo. “Nosotros estamos sosteniendo la institucionalidad”, enfatizó el funcionario, quien dijo contar con el respaldo de la vicedecana Lidia Ascencio y de la comunidad educativa de la institución.
La crisis política se instaló en la unidad académica a partir de la decisión expresada por escrito por los secretarios Marcelo Palavecino (Académico), Andrés Gallardo (Extensión),  Gabriela Luchetti (Investigación), Roberto Balmaceda (Bienestar Universitario) y Pablo Olavegogeascoechea (Posgrado).
La nota con las dimisiones lleva fecha del 5 de diciembre y se presentó a través de un manuscrito contenido en un sobre que los firmantes le dejaron a Oliva en su escritorio, ya que éste se hallaba de viaje en Buenos Aires.
En el texto se aclara que las dimisiones se producían “por motivos personales” y que tenían “carácter indeclinable”. Sin embargo, en la reunión del Consejo Directivo de la facultad, que se concretó el miércoles pasado, los renunciantes presentaron en esa instancia de gobierno un nuevo texto en el que exponen otros argumentos para explicar su salida.
En el documento se indica que la alusión a “motivos personales” buscó “allanar un camino al diálogo ante profundos desacuerdos políticos, programáticos y prácticos con el cambio de dirección paulatino operado en el modo de gestión, en relación a los propósitos iniciales”.
En el párrafo final se afirma que “a fin de recuperar el equilibrio institucional de esta facultad, ponemos a consideración nuestra renuncia mientras se mantengan las condiciones” que se cuestionan y en tanto “no sea separada del cargo definitivamente la secretaria administrativa y redefinido el eje político de la gestión”.
La nota fue tratada en la reunión del miércoles último y las dimisiones no fueron aceptadas por el CD al haber sido presentadas en forma conjunta y no por separado, como se suele estilar.
 
Respaldo
Para Oliva, la situación se convirtió en una embestida a su administración y a su responsabilidad como decano, surgida del voto democrático de la facultad. Según la norma universitaria, los secretarios fueron designados por propuesta suya al CD, que los convalidó. Ahora será el mismo estamento de gobierno el que deberá aceptar definitivamente su dimisión, por lo que hay gran expectativa ante la reunión que ha sido convocada para mañana.
El funcionario indicó que “la salida en estos momentos es que los cinco secretarios presenten su renuncia individualmente” ante la negativa del CD “a tratar las renuncias grupalmente”.
Además, fue enfático en cuanto a que se mantendrá en su cargo y terminará el mandato de cuatro años que le otorgó la comunidad universitaria, para cuya finalización resta todavía un año y medio.
Hasta ayer, pese a la crisis institucional, en la unidad académica había plena normalidad en el plano administrativo y en todo lo relativo a la situación educativa. Se está en pleno período de inscripciones y, por lo que se prevé, Medicina volverá a ser una de las carreras más solicitadas de la Universidad Nacional del Comahue. Además, se están tomando exámenes sin ningún tipo de inconvenientes.
Según fuentes consultadas, Oliva contaría con el respaldo de la rectora Teresa Vega y también tendría consenso en vastos sectores de la comunidad universitaria.

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Dejá tu comentario