El clima en Cipolletti

icon
15° Temp
35% Hum
LMCipolletti

En el CEM 74, escritor presentó libro en el que narra su pasado como delincuente

Carlos Frattini, quien también es dibujante, contó su historia ante los alumnos del secundario nocturno.

El escritor y dibujante Carlos Frattini estuvo en el CEM 74, que funciona en las instalaciones del colegio Manuel Belgrano, donde presentó a los alumnos su libro "Atrapado", que retrata su propia vida, que lo tuvo preso 23 años en períodos alternados porque se dedicaba a delinquir.
La actividad se desarrolló como parte del programa “Los escritores a las escuelas” que impulsa el Área de Letras de la Dirección de Cultura de la Municipalidad de Cipolletti.  
El director del secundario nocturno, Miguel Díaz, fue el encargado de dar las palabras de bienvenida y agradeció la visita del reconocido autor al coordinador de Letras, Santiago Ocampos.  
En este sentido, el funcionario municipal manifestó: "Es un gran esfuerzo organizar este tipo de encuentros y contar con su presencia, con un mensaje esperanzador, alienta a seguir creyendo en la condición humana, en definitiva nada está perdido".
Durante el desarrollo de la actividad, Frattini contó la dura infancia que vivió y no dudó en calificar a su propio padre, golpeador y alcohólico, como una mala persona.
Su primera experiencia privado de la libertad fue a los 12 años en un reformatorio, que él llamó con criterio "deformatorio". Allí aprendió a robar y a conocer la jerga del ámbito delictivo.
Estuvo en las cárceles de Devoto y Caseros, entre otras, hasta terminar en el Penal 9 de Neuquén capital, del que fue liberado en 1984 y nunca más volvió a robar.
Explicó que fue ayudado por la familia Faletti, que le brindó un trabajo conociendo sus virtudes de dibujante y luego en el Patronato de Liberados donde finalmente pudo obtener una jubilación. La idea de su libro nació detrás de las rejas donde ocultaba sus escritos a los celadores.
 
Códigos de antaño
Frattini remarcó que antes existían códigos y que jamás lastimó a nadie en sus robos. "Ni un empujón di en mi vida", subrayó a los estudiantes. Enfatizó que “la droga y el alcohol no conducen a nada y que hoy te matan por un par de zapatillas”. Al respecto, afirmó que “antes eso no sucedía”.
En el transcurso de la charla fueron muchas las preguntas que se le hicieron. Giraron en torno a la situación de las cárceles en Argentina, de la familia del interno, de la adaptación a una vida de encierro y de las malas compañías.
La noche se coronó con un fuerte aplauso de los presentes y la posibilidad de continuar trabajando en las aulas.

Dejá tu comentario