El clima en Cipolletti

icon
Temp
32% Hum
LMCipolletti

Emotiva marcha para pedir justicia

Sin incidentes de ningún tipo, los cipoleños se convocaron en forma espontánea anoche en la plaza San Martín y mostraron su solidaridad con los familiares de los hermanos Araya.

Hubo pedidos para poner fin a la impunidad de los delincuentes. La manifestación fue acompañada por taxistas y comerciantes.

En medio del dolor por el crimen de Claudio Araya, alrededor de 2.000 cipoleños se manifestaron ayer por la noche en las calles de la ciudad reclamando justicia y seguridad para el conjunto de la comunidad. Fue una concentración pacífica y marcada por rostros que reflejaron la indignación que hoy existe en relación a las autoridades políticas y judiciales por la situación que se vive en materia de hechos delictivos.
La convocatoria principal tras el incidente ocurrido en horas de la mañana de ayer se realizó a través de las redes sociales y por un boca a boca que derivó en una concentración a las 20, en derredor del mástil central de la plaza San Martín. Fueron en forma inicial más de un centenar de personas, que en el transcurso de los minutos se fue incrementando y cubrió gran parte del centro del espacio verde.
 
Minuto de silencio
Con carteles exigiendo justicia y denunciando las permanentes evasiones de la cárcel local, los vecinos aplaudieron en varias oportunidades para recordar a Araya y también a su hermano Natanael, de 26 años, quien resultó apuñalado durante la persecución del motochorro. Hubo un minuto de silencio y después, se resolvió dirigirse primero, al sanatorio donde permanece internado el vecino herido y segundo, concentrarse frente al vivero de la familia de las víctimas, situado sobre Mengelle.
Sobre calle Roca se escucharon los primeros gritos de los manifestantes de “justicia, justicia”, que resonaron en los comercios y que generaron la salida a las veredas de muchos empleados y propietarios para acompañar el reclamo.
Algunos vecinos hicieron sentir sus cacerolas y una importante cantidad de taxistas se encargó de acompañar a los manifestantes con bocinazos. En la multitud, se destacaron madres con sus bebés, abuelos, matrimonios y muchos jóvenes.
La movilización se desarrolló bajo total normalidad y un pequeño grupo de agentes policiales se encargó de desviar el tránsito para evitar accidentes. Inspectores de la Dirección de Tránsito municipal se sumaron a las tareas preventivas y la circulación de vehículos fue interrumpida de manera momentánea en Roca, 25 de Mayo, Alem y Mengelle.
 
Emoción frente a sanatorio
Del centenar inicial, se formó un compacto grupo de casi dos cuadras de personas y una treintena de taxis que lo acompañó lentamente.
Cuando la columna humana desembocó frente al centro de salud donde se encuentra internado Natanael, sobre Alem, se vivió uno de los momentos más fuertes con un resonante pedido de justicia. Varios de los presentes no ocultaron su emoción y posaron su vista en los pisos superiores del sanatorio para darle fuerza a la familia que se encuentra junto al joven herido.
Entre los manifestantes, se pudo ver la presencia de miembros del Consejo de Seguridad Ciudadana de Cipolletti y representantes de la Comisión Anti Impunidad. Funcionarios municipales como Jorge Onofri, responsable del área de Cultura, tampoco fueron ajenos a la convocatoria y participaron del acto.
Cerca de las 21, los vecinos finalizaron la marcha frente al vivero que es propiedad de las víctimas. En el lugar, mostraron su solidaridad con la familia Araya y anticiparon que volverán a concentrarse hoy pasadas las 9. La reunión será en Mengelle y Primera Junta y aguardan la presencia del intendente Abel Baratti y otras autoridades. Pidieron que los comerciantes cierren sus locales y que también los establecimientos escolares se sumen.

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Dejá tu comentario