El clima en Cipolletti

icon
21° Temp
72% Hum
LMCipolletti

"Ella organizó su propio calvario"

Así definió el perito Ricardo Risso la situación de Susana Freydoz al momento del asesinato de su esposo. Los especialistas brindaron ayer en el juicio oral diferentes diagnósticos sobre la acusada.

Su aporte es definitorio para las partes y principalmente para el Tribunal que preside el proceso.
 

Con largas explicaciones técnicas, apoyadas en bibliografía y en la experiencia laboral de muchos años, los dos peritos psiquiátricos contratados en la investigación por el homicidio de Carlos Soria, Ricardo Risso y Carlos Cornaglia, explicaron los resultados opuestos en relación al estado de Susana Freydoz antes, durante y en forma posterior al hecho ocurrido el 1 de enero pasado.
Los jueces Carlos Gauna Kroeger, María Evelina García y Fernando Sánchez Freytes, y por su lado la fiscal Laura Pérez, deberán situarse ahora, esta última en sus alegatos y los tres magistrados a la hora de dictar sentencia, en una línea que sostiene desde un extremo que, al momento del crimen, Freydoz actuó bajo estado de emoción violenta, mientras que desde el otro punto de los exámenes psiquiátricos, esa madrugada trágica la acusada no era capaz de dirigir sus acciones y comprender sus actos a raíz de una intoxicación con alcohol y Alplax (Alprazolam), delirio pasional por celos y trastorno bipolar.
Por otro lado, la médica psiquiatra a cargo del equipo que atiende a Freydoz en el hospital de Cipolletti, Alicia Hermida, explicó al tribunal cómo fue el estado de la acusada al ingresar al nosocomio y su evolución a la fecha. Coincidió con el psicólogo Sergio Blanes, quien realizó una de las primeras pericias psicológicas de Freydoz, sobre el cuadro que presentaba la acusada y que diagnosticaron como un “episodio depresivo grave sin síntomas psicóticos”. La profesional recalcó que en el inicio de la internación, en el mes de febrero, Freydoz presentaba signos de ideación suicida y agregó que, en diferentes entrevistas con el equipo profesional, ella expresó: “Sabía lo que tenía que hacer y cuándo iba a hacerlo”.  
 
Peleas reiteradas

Ricardo Risso declaró por más de dos horas ante el tribunal sobre el examen que realizó a Freydoz a pocos días del hecho. También participó el perito de parte Carlos Cornaglia.
En su declaración de ayer -la que, al igual que la de Cornaglia, estuvo apoyada en bibliografía especializada, datos estadísticos y relatos de sus experiencias profesionales-, Risso llegó a la conclusión de que, el día del hecho, Freydoz actuó bajo estado de emoción violenta. El profesional dijo a la prensa que es una función de los jueces valorar el tipo de calificación y las circunstancias que hicieron al trágico episodio.
A su entender, esa situación en Freydoz que desencadenó el crimen se habría dado al margen de la ingesta de fármacos –como el Alplax- que, como dijo, eran consumidos en dosis subterapéuticas. “No son causales de una respuesta de este tipo”, remarcó el profesional al ser consultado sobre el posible efecto del Alplax y el alcohol como causal del episodio.
Expresó que la emoción violenta “siempre es una respuesta psicológica a una sumatoria deacontecimientos dramáticos”. Risso habló de las peleas reiteradas del matrimonio sumadas a determinadas situaciones que se dieron esa noche y que culminaron con la discusión en el cuarto matrimonial previo al desenlace fatal. El profesional habló de la afectación y derrumbe de la autoestima de Freydoz, el enojo creciente y ofensas, que a su vez conformaron una situación de larga data en el matrimonio. En ese marco, el incidente mortal de año nuevo, como surge en el expediente y de aspectos señalados por él, la discusión que se inició antes de la tragedia, cuando Carlos Soria se dirigió a su cuarto a descansar y detrás salió Freydoz,  generó reacciones que derivaron en una tragedia pero que, como aclaró el profesional, el desenlace podría haber sido otro si tanto de uno como otro hubiese surgido una reacción que pudiera amortiguar o calmar la situación.
“Ella organizó su propio calvario en el que ella también fue una víctima”, indicó el profesional, haciendo mención a la relación matrimonial con Soria. En otro pasaje de su explicación, definió que a veces el dolor une más que el amor. Citó un antecedente en el matrimonio en el que Freydoz intentó quitarse la vida y fue su marido quien tuvo una acción contenedora.
Asimismo, puntualizó que Freydoz “no era loca, pero enloqueció”.

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Dejá tu comentario