El clima en Cipolletti

icon
30° Temp
12% Hum
LMCipolletti

El tiempo y las agresiones deterioran los monumentos

Por toda la ciudad se pueden observar estatuasy monolitos públicos pintados o descuidados.

Sobre todo abundan los graffitis de índole política o social, o de simple impresión de la personalidad.

No importa que se trate de héroes reconocidos por todos, como el propio Libertador José de San Martín, ni de personajes históricos internacionales pero objeto de polémicas actuales, como Cristóbal Colón. Tampoco que se trate del homenaje debido a las madres, a los bomberos o a los inmigrantes. Por acción directa de manos desaprensivas o por simple abandono, muchos monumentos de la ciudad muestran signos de deterioro.
Además de las huellas de la intemperie, bastante comunes aunque no en todos los casos muy notables, lo que más abundan son las pintadas, graffitis y leyendas de diversa temática, en muchos casos políticas pero también de índole social. A veces, las estatuas públicas presentan algunas mutilaciones.
En el caso del monumento a San Martín, en la plaza que lleva su nombre, llama la atención el poco respeto al principal prócer argentino y de los que menos polémica ha despertado en la historia por su trayectoria. Figura clave de la Argentina, merecería siempre de todos los honores que pudieran brindárseles.
En el mismo espacio verde, también está muy desmejorado y lleno de pintadas el monumento que recuerda a Carlos Saavedra Lamas, premio Nobel de la Paz en 1936. En él, ni la placa recordatoria se conserva.
También en la plaza San Martín, la base del mástil con la bandera nacional también exhibe leyendas, al igual que todos sus alrededores, periódicamente pintados y vueltos a llenar de pintadas y graffitis.
La enumeración resultaría por demás larga. La estatua en metal recordatoria de las víctimas del Triple Crimen de 1997 y la placa explicatoria respectiva también muestran visos de deterioro, en este caso por el clima y el efecto de los elementos sobre todo.
Uno de los monumentos que más agresiones genera es el que recuerda a Cristóbal Colón, el genovés que descubrió América para los europeos en 1492. Su busto siempre está dañado y pintarrajeado, hasta hacerlo casi irreconocible.
Los recordatorios públicos representan la memoria de la ciudad, incluso, más allá de las polémicas. Su daño, una muestra de intolerancia. Su abandono, una muestra de la desidia que suele azotar a la humanidad y que siempre debería ser contrarrestada con los cuidados debidos. Por otro lado, la destrucción podría ser también un signo de algunas nuevas épocas, lo que debería hacer pensar a todos.

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Dejá tu comentario