El clima en Cipolletti

icon
15° Temp
20% Hum
LMCipolletti

El peaje se va con muchas obras incumplidas

Este martes concluye la concesión de Caminos del Valle y no se cobrará más por transitar por los puentes que unen esta ciudad y Neuquén. Continúan sin resolución los reclamos que hicieron los gobiernos locales.

Durante 17 años, 230 millones de automovilistas pagaron el canon.

Este martes concluye el peaje sobre los puentes carreteros que unen esta ciudad con Neuquén, tras 18 años de concesión, un extenso período en el que unos 230 millones de automovilistas pagaron por cruzar.
Según trascendió, las barreras se levantarán a las 14 cuando los empleados del turno mañana terminen su jornada laboral. Los casi 80 trabajadores ya firmaron su traspaso a CV1, la compañía que se hará cargo del Corredor Vial 29, pero sin cobrar el canon.  
Si bien la finalización del contrato con Caminos del Valle estaba confirmada desde enero, quedan aún varios reclamos sobre los que no hubo una definición oficial, pese que llevan años sin resolución.
Por un lado, están los sucesivos pedidos de actualización de la tarifa que no se otorgaron y, por otro, la demanda de sanciones que hicieron organismos locales por los compromisos de obras que la empresa no cumplió.
El contrato con Caminos del Valle se firmó en diciembre de 1994, como parte de una política de privatización del mantenimiento de las rutas nacionales, y entró en vigencia el 1 de mayo de 1995, con 18 años de plazo. No obstante, recién se empezó a cobrar el peaje en marzo de 1996, cuando la empresa acreditó una serie de obras catalogadas como “iniciales”, que consistían en un segundo puente sobre el río Neuquén, con las rotondas de acceso a cada extremo, y un cruce vial para el Canal de los Milicos.
Durante el lapso que estuvo vigente el contrato el tránsito por el corredor se incrementó un 60%, pasando de 30 mil autos por día en los primeros años a 48 mil en el último período.
Según las estadísticas del Órgano de Control de Concesiones Viales (Occovi), durante toda la concesión hubo 230 millones de conductores que pagaron por cruzar de una provincia a otra.
Desde junio de 2001, por decreto del Ejecutivo nacional, se redujeron todas las tarifas de peaje y, en el caso del que se encuentra entre Cipolletti y Neuquén, el monto por vehículo bajó de 65 a 50 centavos. Sin embargo, la firma recibió como compensación un subsidio por los 15 centavos que no cobra al usuario, con los que acumuló un ingreso de unos 25 millones de pesos hasta la fecha.
 
50 mil por día
En este momento circulan cerca de 50 mil autos al día por ambos puentes carreteros, lo que genera más de 11 millones de pesos anuales de recaudación. Teniendo en cuenta la cifra total de automovilistas que pagaron por el uso del corredor y el subsidio compensatorio, Caminos del Valle embolsó en todos estos años más de 150 millones de pesos en términos absolutos, o sea, con la salvedad de que los 65 centavos de hoy representan un valor distinto al que tenían en la década del ‘90, cuando un peso equivalía a un dólar.
Ya antes de que todos pagaran por circular, los automovilistas de la zona hicieron sentir su disconformidad con esa decisión a través de caravanas, bocinazos y movilizaciones, reclamo que confluyó en la conformación de un Movimiento Antipeaje, que siguió vigente durante varios años. Este agrupamiento promovió demandas judiciales por el cobro de la tarifa de manera intempestiva y, a su vez, sus dirigentes debieron enfrentar causas penales por promover mecanismos para usar el puente de manera gratuita, así fuera forzando o esquivando las barreras.
Desde un comienzo, Caminos del Valle estaba obligada por contrato a destinar parte de sus ingresos a un plan de 23 obras viales, de las cuales certificó en tiempo y forma unas 11, menos de la mitad.
 
Renegociación
En 2005 se creó la Unidad de Renegociación y Análisis de Contratos de Concesiones de Servicios Públicos (Uniren). El flamante organismo revisó la primera década de concesión a Caminos del Valle y  redefinió las condiciones del contrato con la empresa. Tras meses de conversaciones, decidió mantener la tarifa vigente y eximió a la empresa de la obligación de hacer 10 de las obras comprometidas en un inicio que no fueron cumplidas y que pasaron a un plan de inversión con fondos públicos. Otras dos obras estipuladas por contrato y que no se habían realizado en el tiempo previsto volvieron a quedar a cargo de la concesionaria, aunque con un nuevo plazo.
Esa decisión de la Uniren reanudó los reclamos por parte de usuarios para eliminar el peaje de manera definitiva y provocó una sucesión de pronunciamientos de rechazo de organismos locales, como la Legislatura de Neuquén, el Concejo Deliberante neuquino, la Defensoría del Pueblo de esa ciudad y el municipio de Cipolletti, entre otros.
Entonces, se difundió un estudio económico sobre los primeros 10 años de concesión, que solicitó la Defensoría a los especialistas Osvaldo Preiss y Humberto Zambon, docentes de la Universidad Nacional del Comahue. Allí, los técnicos exponían con números que la firma había recaudado más de lo previsto y no había argumentos para continuar con el  cobro del peaje.

Lo que no se hizo

Entre las obras que se perdonaron a la empresa y pasaron como obligación del Estado están la Autovía Norte que cruza la meseta, los caminos con accesos al Tercer Puente y el puente aéreo de conexión con la Ruta 7, trabajos que aún hoy siguen pendientes.
Las quejas por la renegociación llegaron hasta el gobierno nacional, que ordenó investigar el tema a la Auditoría General de la Nación (AGN). En noviembre de 2010 ese organismo emitió un grueso informe con tres conclusiones categóricas: que “el objetivo central de la renegociación se vio incumplido con el consiguiente perjuicio a los usuarios”, que respecto de la revisión de la tarifa “no han tenido resolución las solicitudes presentadas por la concesionaria, originando situaciones litigiosas”, y que el Occovi “exhibe debilidades en la gestión del seguimiento y control de la concesión que, en algunos casos, afectan derechos de los usuarios”. También recomendó al órgano de control “verificar las inversiones efectivamente realizadas, teniendo en cuenta las observaciones realizadas en el presente informe, a efectos de evitar perjuicios al erario”.
Esos planteos, a la fecha, no han tenido una definición oficial. Desde el Occovi no emitieron aún ningún comunicado formal sobre el estado de la concesión ni lo harán hasta tanto el peaje se haya levantado. No obstante, se confirmó lo que el propio personal de Caminos del Valle comentaba: que el contrato no se renovará, que asumirá la administración del corredor la firma Vial 1 y que no habrá más peaje en la ruta desde el 1 de mayo.

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Dejá tu comentario