El clima en Cipolletti

icon
35° Temp
20% Hum
LMCipolletti

El otro Cipolletti para ver y recorrer

Las tierras de la Margen Sur que se verán revalorizadas por el proyecto Barrial Colorado tienen gran potencial turístico.

La agreste extensión merece ser conocida. Falta señalización y carteles para los viajeros.
 
El sector de la Margen Sur que entrará en la zona de influencia del proyecto Barrial Colorado cuenta con enormes atractivos paisajísticos y turísticos, que el futuro desarrollo poblacional y de infraestructura potenciarán y convertirán en una fuente de generación de ingresos muy valiosa.
Las posibilidades de que dispone la enorme extensión al sur de los ríos Negro y Limay son cuantiosas en todos los planos. Pero su explotación, en gran medida, dependerá de la finalización del puente de Isla Jordán, obra estratégica a la que falta muy poco para concluirse.
Puede decirse que la iniciativa tendrá dos principios. Uno, el ubicado más hacia el Este, será en la Isla Jordán, donde está el puente aun sin terminar que se convertirá en la punta de lanza de la definitiva colonización de la inmensidad agreste. El otro, en el extremo suroeste, estará a orillas del lago Ezequiel Ramos Mexía, formado por El Chocón, donde estará la cabecera del gran canal de riego (tendrá 30 metros cúbicos por segundo) cuyo flujo permitirá satisfacer las necesidades de agua para riego y para abastecimiento de los núcleos humanos que se asentarán.
Para la terminación del puente, falta menos de un 10 por ciento de los trabajos necesarios. La obra la debe concluir el gobierno de la provincia, pero entre las autoridades locales prevalece la idea de que no se finalice hasta que no estén definidos todos los planes urbanísticos que permitan un crecimiento ordenado. Caso contrario, se teme una invasión descontrolada de ocupantes, cuya radicación puede traer aparejados ingentes dramas sociales.
 
Espejo de agua
En este sector, además, finalizará el canal que alimentará el desarrollo de la zona. El curso artificial, con aguas bombeadas desde el embalse que formó El Chocón, creará primero un lago de 3.600 hectáreas de superficie, que servirá como reservorio y permitirá contar en forma permanente con abundante agua. Ocupará el bajo conocido como Barrial Colorado, corazón del proyecto.
Los técnicos que están diseñando las obras, ya destacan también los usos turísticos del espejo de agua, en cuyas costas se reservarán lugares para el esparcimiento y el disfrute turístico. La actual hondonada está casi completamente rodeada por bardas, lo que creará un paisaje digno de ver.
Pero todo será digno de ver y disfrutarse. Porque el riego disponible por el canal hará posible irrigar en primera instancia 28.800 hectáreas, para un variado espectro de frutas, hortalizas y cereales. Será un vergel en la enorme sequedad esteparia de hoy.  
Los diseñadores, entre los que se cuentan Aarón Fainberg, Gastón Buitrago, Lidia Bastarreche y Raúl Bolatti, piensan en grande y no olvidan los detalles. Cerca de la orilla sur de la Isla Jordán, hacia el interior del territorio, hay una depresión conocida como Bajo del Alazán, que no había sido tenida en cuenta en los primeros bosquejos. Sin embargo, luego, viendo lo plano de su superficie y la particular calidad de sus tierras, decidieron incorporarlo a la iniciativa. Las 4.500 hectáreas que allí podrán ser regadas alimentarán un oasis verde que, además de riquezas agrícolas, será motivo de gran atractivo en un futuro que, si se cumplen los plazos y se superan todos los requisitos, no estará tan lejano.
Partiendo desde la Isla Jordán y adentrándose en la estepa sur por la denominada Ruta 7, el paisaje de jarillas, alpatacos, chañares y otras especies se torna soñoliento y enigmático. Antes de recorrerlo, a pocos kilómetros de la costa, está El Mirador, una barda desde la que se puede apreciar, a la distancia, gran parte de Neuquén, Cipolletti y las tierras irrigadas del Alto Valle. Luego, sí, el camino polvoriento, lamentablemente, con pocos o ningún cartel indicador. La falta de señalización es muy reprochable hoy en día.
 
Emprendimientos privados
Cerca de la Confluencia, junto al río, hay algunos emprendimientos particulares que merecen ser conocidos. Obviamente, por tratarse de tierras privadas, la autorización es imprescindible. Se tendrá así la visión de pequeños paraísos arbolados y con abundante producción agrícola y ganadera. El contraste con el desierto de los alrededores no puede ser más marcado. Entre estos lugares, figura el perteneciente a una empresa de servicios petroleros, de capitales neuquinos, Petroeste.
El camino, recorrido esta vez merced a una excursión organizada por el Ejecutivo y el Deliberante cipoleño, lleva después hasta uno de los puntos geográficos más destacados de toda la extensión. Se trata del conocido Anfiteatro, esa gran formación geológica de tierras rojas, que impresiona por su belleza y misterio. Cuando se concrete el proyecto de desarrollo, con seguridad será uno de los lugares más visitados.
Kilómetros más allá, elevado sobre la planicie circundante, está el Puesto Parada, donde hay un refugio construido de material para que los turistas puedan descansar y comer utilizando la mesa y las sillas disponibles. El sitio está a unos 700 metros de altitud y permite divisar un amplio panorama.
El viaje, siempre hacia el suroeste, conduce luego hasta la inmensidad de la hondonada que será el lago Barrial Colorado. La próxima detención será, muy breve, en otro puesto rural, y después, sí, se arribará hasta el lago Ezequiel Ramos Mexía. Aquí está el otro extremo del proyecto, su otro comienzo. El origen del agua necesaria. El paisaje ribereño no puede ser más espectacular, con bardas de tierras moradas y ensenadas que son todo un atractivo. Todo un mundo para conocer.

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Dejá tu comentario