El clima en Cipolletti

icon
13° Temp
46% Hum
LMCipolletti

El Mapu sigue siendo un polvorín

En tres días hubo cuatro incidentes con armas de fuego en la vía pública y dos personas resultaron con heridas leves. Aseguran que un par de casos no tienen relación con los enfrentamientos previos.

Ayer hubo seis allanamientos, en los que se secuestró un rifle. No hay detenidos.
 
Los enfrentamientos a tiros en el barrio Anai Mapu no cesan. En los últimos tres días se registraron cuatro balaceras y hubo dos heridos leves. Además, una familia fue atacada mientras circulaba en un auto y luego una mujer denunció que jóvenes habían efectuado un disparo contra su casa. En este último incidente no hubo lesionados.
Por los hechos se realizaron ayer seis allanamientos en los que se pudo secuestrar un rifle y municiones, aunque no hubo detenidos.
Las denuncias fueron radicadas por dos vecinos que viven a escasas dos cuadras. Fuentes policiales informaron que los episodios se registraron el jueves por la noche, entre las 22.30 y las 23. Primero fue baleado el auto, un Volkswagen Gol, en el que transitaba una familia y por fortuna ninguno de sus ocupantes resultó herido. Luego de haber sido atacados, el conductor se bajó para recriminarles a los jóvenes su actitud pero terminó retirándose cuando uno de ellos lo amenazó. Esto ocurrió sobre calles Valcheta y Río Negro.
Unos minutos después, una mujer escuchó disparos y tras revisar su vivienda notó que una de las ventanas estaba rota. El domicilio se encuentra sobre Valcheta y Naciones Unidas.
La Policía se sorprendió cuando supo que las víctimas no integran ninguna de las bandas antagónicas que cotidianamente protagonizan las agresiones en el barrio. Al respecto, desde la Subcomisaría 81 informaron que “estas personas denunciaron a sus agresores ya que los conocen. Lo extraño es que ninguna de estas familias pertenece a los grupos que suelen participar en los enfrentamientos por lo que nos llamó la atención. Estamos investigando para establecer los motivos y qué relación tendrían entre ellos –por las víctimas- y los motivos por los que fueron agredidos”.
 
Se niegan a denunciar
Entre la madrugada del miércoles y la tarde del jueves se registraron dos heridos de bala, aunque las lesiones que sufrieron no eran de gravedad. En estos casos, las víctimas quisieron denunciar y aseguraron no conocer a los autores y los motivos por lo que fueron atacados.
Uno de los hechos ocurrió pasada la medianoche del miércoles cuando un grupo de jóvenes tiroteó a otro que caminaba por el barrio. El proyectil le impactó a uno de ellos en el glúteo sin haber provocado serias lesiones.
El otro caso sucedió el día siguiente, cerca de las 18, y en esta oportunidad, fue baleado un joven de 20 años, quien recibió un disparo en una de sus piernas. Los médicos confirmaron que presentaba orificio de entrada y salida. Luego de asistirlo en el Hospital Pedro Moguillansky le dieron el alta ya que su vida no corría peligro.
Producto de los enfrentamientos es que se realizaron allanamientos en el Barrio Obrero y de en una de las viviendas se secuestró un rifle, calibre 22 largo. Fuentes allegadas a la investigación informaron que los jóvenes heridos pertenecen a la misma banda que está enfrentada con otra desde que un adolescente fue asesinado en febrero del año pasado.

Dejá tu comentario