El clima en Cipolletti

icon
22° Temp
9% Hum
LMCipolletti

El Jazz cipoleño traspasa fronteras y recorre el país

El saxofonista Miguel Crozzoli presentó en Buenos Aires su último espectáculo "Amor, conocimiento y libertad".

El artista ya tiene programadas fechas de presentaciones en Capital Federal hasta noviembre, cuando se aboque de lleno a la grabación de su segundo disco de estudio.
 

El saxofonista cipoleño Miguel Crozzoli presentó recientemente su nuevo espectáculo llamado “Amor, conocimiento y libertad”, proyecto en el que estrenó la nueva formación de su conjunto.
El cipoleño es un músico que se encuentra en un momento ascendente en su carrera, signada por el sacrificio y una excelente aptitud artística. Ahora, en Buenos Aires, el músico local es el líder de un nuevo proyecto. Se trata de Miguel Crozzoli Cuarteto, que además está integrado por Francisco Slepoy en guitarra, Fernando Toyos en contrabajo y Francisco Cossavella en batería.
El nuevo espectáculo parido de las entrañas de este talentoso saxofonista, consta de tres movimientos, los cuales dieron nombre al título. La propuesta nos invita a viajar por sinuosos caminos del jazz, a lo que se le suma una importante cuota de improvisación, que hace más imprevisible aún el camino y así también el final de éste.
Bajo la premisa fundamental de que "el pensamiento cambia sustancialmente las cosas", la formación liderada por el cipoleño logra niveles muy sensibles de interpretación, donde lo instrumental y lo sonoro van fluctuando de acuerdo a los ánimos de sus intérpretes.
El show se presentó por primera vez en junio, mientras que ya tiene fechas programadas hasta noviembre, luego de lo que el instrumentista grabará su segundo trabajo de estudio.
 
Nuevo proyecto
Con respecto a “Amor, conocimiento y libertad”, Crozzoli indicó que el espectáculo se nutre “con la percepción de la vida y de las personas, de un medio al que le hace falta exteriorizar un poco más, y por eso me interesó el amor y el conocimiento, porque si aprendemos a identificarlos como aspectos fundamentales de la vida del hombre, va a ser mucho más fácil llegar a libertad”. Asimismo, recordó que “esto también forma parte de un acompañamiento de un proceso de aprendizaje con otros músicos amigos dentro del escenario y fuera de él”.
A la hora de la realización de su nuevo espectáculo, así como también de la elección de sus acompañantes, el saxofonista señaló que cuando lleva adelante un proyecto lo hace siempre pensando en la formación. “Sin ellos esta música sería otra cosa, nos conocemos entre todos hace un tiempo, grabamos un disco en febrero para el cuarteto de Francisco Slepoy, que es el guitarrista de mi formación. Conocernos hace que nos podamos arriesgar cada vez un poco más en la música que hacemos y son riesgos que nos conectan cada vez más con nuestras emociones y hace que lo que se vea en escena sea muy original. Nos despierta mucha emoción y nos motiva para seguir creciendo”, explicó.
 
Constante aprendizaje

Ante esta nueva experiencia, Crozzoli reconoció que se trata de “el período de mayor descubrimiento personal, creo que estoy viviendo cosas muy lindas pero que tienen su lado angustiante. El conocimiento es un proceso de mucho esfuerzo que requiere de mucha energía y eso es lo que a veces nos pone en jaque, pero cuando logramos subir ese escalón que implica el conocimiento de uno mismo, lo que logremos siempre va a ser hermoso”.

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Dejá tu comentario