El clima en Cipolletti

icon
21° Temp
15% Hum
LMCipolletti

El diálogo, la vía para evitar conflictos

Con esa premisa, Weretilneck respaldó a la Mesa Sindicial Rionegrina, que lidera el dirigente Rubén López y nuclea a unas 40 instituciones gremiales peronistas disidentes a la conducción local de la CGT.

Les dijo a los dirigentes que si bien no se olvida de quienes los acompañaron, su obligación como funcionario es mantener la gobernabilidad y la paz social.
 

Con un discurso en el que hizo hincapié en la resolución de las situaciones conflictivas a través del diálogo y el consenso, el gobernador Alberto Weretilneck respaldó abiertamente a la Mesa Sindical Rionegrina, que agrupa a más de 40 instituciones gremiales peronistas disidentes a la actual conducción de la CGT provincial.
Fue durante un plenario que realizó la entidad, que es encabezada por el secretario general de la Fruta, Rubén López, ayer al mediodía en la sede que tiene ese sindicato en esta ciudad.      
“No soy quién para decidir estrategias en este caso, pero como gobernador mi aspiración es que la CGT forme parte del proceso político que llevamos adelante”, sostuvo.   
En su alocución, Weretilneck manifestó a los gremialistas que si bien no se olvida de quienes los acompañaron en el proyecto político, su obligación como funcionario es mantener la gobernabilidad y la paz social.
“Para que la sociedad funcione como tal, hay que tener mucho diálogo para llegar a tiempo a los potenciales conflictos a partir de la búsqueda de los consensos”, argumentó.   
 
Gobernabilidad
Durante el plenario, los dirigentes plantearon algunas inquietudes al gobernador, quien les comentó que el interlocutor por el Ejecutivo es el secretario de Trabajo, Rolando Troncoso, y que también pueden canalizar sus demandas a través de López como delegado sindical. Además, les dijo que de ser necesario pueden contactarse con él directamente.
El mandatario provincial repasó los primeros seis meses de su gestión y remarcó que el desafío de la primera parte fue lograr la gobernabilidad en un escenario complejo tras la muerte del ex gobernador Carlos Soria.
En este contexto, explicó que a partir de ahora “ya no hay excusas” cuando se analiza el panorama, pero aclaró que existe una complicada situación financiera en la que más del 70 por ciento de los ingresos se utiliza en el pago de los salarios de la administración pública estatal.
Afirmó que, con estos números, se transforma en una provincia “inviable” y que su gobierno será de transición en el que se terminará con un círculo vicioso y se pasará a un estadio en que Río Negro esté encaminado.  
“No vamos a llorar toda la vida de lo que nos pasó en estos 28 años, pero tenemos que tenerlo en cuenta”, agregó.
 
Nacional y popular
Como síntesis, Weretilneck les planteó a los dirigentes que tienen que trabajar en conjunto dentro del Partido Justicialista, bajo el liderazgo del senador nacional Miguel Pichetto, con los intendentes y con los legisladores provinciales, siempre con una clara pertenencia e identificación al proyecto nacional y popular que encabeza la presidenta Cristina Fernández de Kirchner.  
Por su parte, López consideró que el plenario de ayer fue el más positivo de los que tuvieron en este proceso de recuperación de la provincia. Destacó que se hizo un balance de las gestiones que se están llevando a cabo y disparó munición gruesa contra la conducción de la CGT de Río Negro, que es liderada por el dirigente de Camioneros, Rubén Belich. “Quieren reclamar en seis meses, lo que no hicieron en 28 años. Estaban todos callados la boca”, cuestionó.
El líder de la Mesa Sindical estimó que la CGT provincial debería estar convocando elecciones para noviembre, pero indicó que todavía habrá que aguardar qué ocurre también a nivel nacional.

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Dejá tu comentario