El clima en Cipolletti

icon
Temp
44% Hum
LMCipolletti

El cruce interprovincial fue un caos durante la mañana

El motivo de las demoras fue un operativo de control realizado en Neuquén.

Ayer por la mañana fue una odisea, para miles de cipoleños, dirigirse a la vecina ciudad de Neuquén. No hubo un corte total del tránsito, pero un operativo realizado del otro lado de los puentes carreteros generó serios trastornos.
Si bien en las horas pico por lo general se detectan demoras, ayer la situación fue peor de lo habitual, con colas larguísimas de vehículos, que ocuparon varias cuadras.
Por calle Pacheco fue directamente imposible transitar. La fila de autos llegó hasta Mengelle. Sobre la Ruta 22 la situación fue similar, alcanzando los rodados el cruce con Lisandro de la Torre. En tanto, sobre la 151 aún fue peor el panorama, ya que hubo una significativa presencia de camiones y vehículos pesados.
Según se informó desde el destacamento de Tránsito, el inconveniente surgió a raíz de operativos realizados de manera conjunta entre la Gendarmería Nacional, la Comisión Nacional de Regulación del Transporte y el órgano de Control de Ingreso Provincial de Productos Alimentarios neuquino.
Esto generó un notorio fastidio entre automovilistas quienes se vieron afectados por un embotellamiento en el que permanecieron, como promedio, alrededor de una hora.
Bocinazos y gritos de queja se repitieron durante gran parte de la mañana. En la mayoría de los casos se trató de trabajadores que se desempeñan habitualmente en la vecina provincia. Otros, los menos, que necesitaban cruzar el puente para realizar trámites de índole personal. En este segundo caso, fue repetida la imagen de conductores que claudicaban en su intención, y ni bien tenían un espacio, pegaban la vuelta hacia esta ciudad, posponiendo para otro momento sus diligencias.
“Haber cuando terminan el tercer puente, así no se puede más. Es un desastre esto. Sacaron el peaje y no sólo no mejoró, sino que está cada vez peor”, lamentó un automovilista, sin tener conocimiento todavía de lo que estaba ocurriendo.
Las protestas de los vecinos también tuvieron un eco importante en las redes sociales, a través de las que consultaban sobre las largas demoras en el cruce interprovincial, que cambiaron los planes de más de uno.
Las dificultades comenzaron a percibirse desde bien temprano. A las 7 de la mañana ya era notorio el embotellamiento, llegando a su momento cúlmine alrededor de las 8.30. Una hora después, a las 9.30, el operativo se levantó y volvió a la normalidad el tránsito en el sector.

Dejá tu comentario