El clima en Cipolletti

icon
13° Temp
17% Hum
LMCipolletti

El CEM 35 celebró sus bodas de plata

La institución cuenta con 653 estudiantes. En su primer año, en 1988, funcionó en el edificio de la Escuela Primaria 313.

El CEM 35 celebró sus bodas de plata en un acto del que participó la comunidad educativa en su totalidad, además de estudiantes y docentes que fueron parte de la historia del colegio. Actualmente el establecimiento recibe a 653 alumnos.
La directora, Patricia Mion, quien hace 18 años ejerce ese cargo, indicó que a lo largo de los 25 años este secundario fue un “espacio de integración” entre múltiples instituciones de la ciudad, en el que los estudiantes “fueron la razón de ser del lugar”.
“Construir un proyecto escolar como este es caminar en torno a una utopía”, sostuvo la directora en su conmovedor discurso, que generó lágrimas de emoción entre quienes asistieron a la celebración.
Acudieron a la cita de aniversario autoridades del Consejo Local de Educación, directivos de otras escuelas y funcionarios municipales. Mientras que el intendente Abel Baratti hizo llegar una nota en la que saludó a todos aquellos que contribuyeron a la rica historia del colegio.
El festejo dio lugar para que alumnos realicen espectáculos artísticos. Se presentó un grupo que forma parte del taller de bandas, hubo un show de tango y también una actuación del solista Matías Losanto. Además, una de las docentes también se sumó a las actividades cantando una canción para todos los invitados.
Otro de los atractivos de la jornada fue el reconocimiento para profesores y personal administrativo. Con un ramo de flores fueron agasajados los trabajadores.

Desde el primer día
El CEM 35 se fundó en 1988, con una matrícula de 238 alumnos, distribuidos en ocho divisiones del primer año. En ese ciclo lectivo, compartió edificio con la Escuela Primaria 313, hasta que al año siguiente pudieron tener su establecimiento propio.
Graciela Zalazar Nonel es una de las integrantes del personal que fue parte de los 25 años de historia ya que desde el 14 de marzo del ’88 hasta la fecha ejerció el cargo de preceptora.
“Me emocioné mucho. Acá empecé a trabajar cuando mi hijo, que ya es adulto, tenía 9 meses. Me parece mentira, la verdad que se me pasaron muy rápido los años”, indicó Graciela.
La preceptora recordó cómo fueron los inicios en el actual edificio: “El barrio era muy chiquito, había pocas casas, nada que ver cómo es ahora. Los chicos que empezaron eran de acá y como yo vivo en El Manzanar me los cruzo en el barrio y ya están casados e incluso acá vienen sus hijos”.

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Dejá tu comentario