El clima en Cipolletti

icon
Temp
44% Hum
LMCipolletti

El barrio San Pablo, blanco de los motochorros

Hubo dos arrebatos a mujeres en las últimas horas.

Se denunciaron siete casos con esta modalidad durante la semana en la ciudad.

En una semana se registraron siete casos de mujeres que fueron arrebatadas por motochorros, y por la rapidez con la que actúan no se ha dado con ninguno de los autores.
Esta modalidad se suma a la adoptada por algunos delincuentes que aprovechan la distracción de conductoras, mientras esperan el paso en los semáforos, para llevarles sus bolsos. Ambos tipos de delitos tienen como objetivo llevarse las pertenencias de las víctimas.
Los delincuentes eligen a mujeres que caminan solas por las calles. Se supo que no utilizan armas, sino que apelan a la fuerza y a las amenazas verbales. Suelen transitar de a dos para que mientras uno conduce, su acompañante sea el que perpetra los arrebatos.
El último caso se dio a conocer anteayer luego de que la víctima radicara la denuncia en la Comisaría Cuarta. La damnificada dijo que fue interceptada cerca de las 15.30 cuando caminaba por Vélez Sársfield y Uruguay, en el barrio San Pablo.
Uno de los hombres que transitaba en una motocicleta descendió del rodado y tras forcejear con la mujer logró arrebatarle su cartera. Le llevaron dinero, tarjetas de crédito y un celular, entre otras cosas. Luego huyeron.
Un día antes, también en el San Pablo, se produjo otro asalto a una mujer sobre la calle Río Santiago, entre San Martín y Roca. En ese caso, la víctima fue atacada cuando descendía de su automóvil.  
Este sector de la ciudad es uno de los predilectos de los delincuentes ya que desde allí tienen una rápida salida hacia la zona Norte, donde suelen ocultarse y donde la Policía tiene más dificultades para realizar sus tareas.  
Los otros lugares en donde se registraron hechos similares de arrebatos fueron en Rivadavia al 50, en calle Villegas a metros de la esquina con Ecuador, sobre Yrigoyen, en Mariano Moreno y las vías, y en Pagano y Santa Fe.
 
Sin detenidos
En todas las oportunidades los delincuentes lograron hacerse de los bolsos de las mujeres tras haber forcejeado con ellas. Ninguna pudo evitar que le robaran. A todas les llevaron pertenencias y escaso dinero.
Pese a los operativos que ha desplegado la Policía no ha sido posible impedir esta clase de hechos. Es que los delincuentes esperan a tener una oportunidad para arremeter contra las víctimas y ante lo imposibilidad de saber cuándo suceden es que se ha transformado en una tarea casi imposible el poder detenerlos.

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Dejá tu comentario