El clima en Cipolletti

icon
Temp
50% Hum
LMCipolletti

El acuerdo, las denuncias y los desafíos

Weretilneck intervino para destrabar un conflicto salarial, mientras salen a la luz auditorías que muestran el desmanejo de fondos del gobierno anterior.

Luego de que durante los últimos años el inicio de la temporada de cosecha estuviera signado por los conflictos salariales, este año se alcanzaron los acuerdos necesarios entre empresarios y representantes gremiales para que se desarrolle con normalidad. Y en este aspecto tuvo un rol protagónico el gobernador Alberto Weretilneck, quien intervino para destrabar la negociación más dura, que era la de UATRE.
Por las mismas horas, también hubo arreglo con los sectores del Empaque y el Hielo.
Para conseguir este objetivo, el mandatario hizo una fuerte apuesta al diálogo y la paz social, que obviamente en los tiempos que corren está respaldada por la legitimidad que le brindó el masivo apoyo de las urnas meses atrás. Ayer, se generó un foco de discordancia con la Federación de Productores, pero habrá que esperar qué ocurrirá en los próximos días con esas diferencias.
 
Otros frentes
Según afirman fuentes vinculadas al Ejecutivo, en este momento, la espalda son los votos de los rionegrinos y el margen para negociar con ciertos actores de la economía y política provincial es más grande y favorable.
Sin embargo, esas mismas voces se muestran cautas a la hora de aventurar cómo se desenvolverá otro de los frentes de batalla que tiene el nuevo gobierno, que es la situación de los trabajadores a los que se les vencieron sus contratos al finalizar el 2011. Y allí es donde asoma uno de los principales desafíos para la gestión Weretilneck en el semestre que se inicia, porque la situación financiera es crítica y es prioritario recortar en los lugares donde había despilfarro y poca transparencia.  
Tendrá que realizarse una labor por demás minuciosa para determinar quiénes eran los que cobraban sueldos sin siquiera presentarse a trabajar o aquellos que usufructuaban sus cargos para cometer ilícitos. Está claro que son muchos y que estuvieron amparados por el gobierno radical, que se caracterizó por premiar con contratos a personas que acompañaron en la actividad partidaria y proselitista.
En este contexto, esta semana se conoció que VIARSE pagó un asado que el Comité Radical de Beltrán organizó para la interna en la que César Barbeito le ganó a Bautista Mendioroz y una factura de 260 mil pesos al encuestador Ricardo Vignoni. Estas denuncias fueron efectuadas después de una auditoría que realizó el Tribunal de Cuentas de la provincia.
 
Horas extras
De la misma forma, y aunque no hay nada oficial que lo compruebe, es un secreto a voces que una parte de los colaboradores de la campaña del ex candidato a gobernador de la Concertación habrían cobrado sus servicios a partir del pago de horas extras como prestadores en el Ministerio de Educación.
Se vienen tiempos de nuevas denuncias que darán una idea un poco más cercana de los espurios manejos que se hicieron del erario público y que hoy les generan a las flamantes autoridades tener que funcionar con números en rojo y con una dependencia económica de Nación, situación que no es lo más recomendable por más que la relación sea óptima a partir del significativo apoyo que le dio la presidenta Cristina Fernández de Kirchner a Weretilneck.
En este aspecto está el gran desafío para el cipoleño: lograr que la provincia obtenga mayores recursos y achique el gasto público para de esa forma conseguir autonomía para afrontar las obligaciones del Estado y para empezar a generar soluciones estructurales en áreas fundamentales como Educación, Salud, Obras Públicas y Seguridad.  
Esos eran los objetivos centrales que se había trazado el fallecido Carlos Soria cuando asumió y que fueron ejes de la campaña. Y si bien es cierto que Weretilneck planteará sus medidas en esa dirección, está claro que encabeza un nuevo proceso político que tendrá su sello distintivo. (Ángel Casagrande)

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Dejá tu comentario