El clima en Cipolletti

icon
18° Temp
42% Hum
LMCipolletti

Droga más cara por las detenciones

La captura de los hermanos Héctor y Ruth Montecino hizo disparar los precios de los estupefacientes en la región valletana y Neuquén capital. Los procedimientos redujeron notablemente la oferta.

Según la investigación, los cipoleños apresados en los últimos meses lideraban una de las bandas más importantes de la región.
 
El precio de la marihuana y la cocaína se disparó al doble de su valor luego que la Policía neuquina lograra desbaratar una de las bandas de narcotráfico más importantes de la zona y que presuntamente habría sido liderada por los hermanos Héctor y Ruth Montecino.
La información se desprende de la investigación que fue llevada adelante por personal del Departamento Toxicomanías, de donde también se deduce que el desmantelamiento de la organización desequilibró la venta de droga en la región.
Esta situación comenzó a vivirse en el mercado negro luego del megaoperativo que se realizó el pasado 23 de septiembre en Cipolletti, cuando gran parte de la familia Montecino fue detenida. Fue así que muchos dealers tuvieron que salir a buscar nuevos proveedores y, a raíz del faltante, hubo un notable aumento en los precios.
Mientras que antes se estimaba que el kilo de marihuana rondaría los 2.500 pesos y el de cocaína los 15 mil, en la actualidad estos montos se duplicaron.
Es que con el desbaratamiento de la banda no hay quien se ocupe de atravesar los puentes carreteros que unen Neuquén y Cipolletti, según afirmaron fuentes consultadas por este diario. Por hacer esta travesía algunos cobran unos 2.000 pesos. Todo depende de qué transporten y la cantidad. “Montecino vendía la droga a un buen precio y conseguía grandes cantidades, además se encargaba de atravesar el puente. A él no le hacían problema porque tenía muchas personas compradas”, aseguró la fuente consultada. Con la detención de los hermanos Montecino y el resto de los integrantes de la banda, la venta de estupefacientes en la zona sufrió un fuerte golpe.
Un largo camino tenía que recorrer la droga que supuestamente comercializaba la familia Montecino. Según los investigadores, sus proveedores eran paraguayos. La compraban allá y atravesaba casi todo el país para llegar hasta Cipolletti, desde donde era distribuida. En algunas ocasiones llegaba hasta Mendoza y de ahí viajaba directo hasta esta ciudad; en otros casos pasaba por Buenos Aires, desde donde la enviaban, en algunas ocasiones, en encomiendas.
 
Causa cerrada
La investigación que llevó adelante el personal del Departamento Toxicomanías quedó prácticamente cerrada cuando el juez Gustavo Villanueva procesó a Ruth Montecino, quien está sospechada de haber liderado, junto a su hermano Héctor, una de las bandas de narcotráfico más grandes del Alto Valle. Ahora sólo bastaría esperar que la causa sea elevada a juicio, ya que el defensor de la mujer, que también asiste a su hermano, no apelaría la medida. La decisión se desprendería de las numerosas pruebas que tiene la Justicia Federal para acusarlos.
Además, ambos permanecieron prófugos y sobre ellos hasta recayó una orden de captura internacional, por lo que sería inadmisible que el magistrado les otorgue la libertad.
 
Investigación

La investigación comenzó hace casi un año atrás cuando personal del departamento de Toxicomanías empezó a investigar a tres familias de la vecina localidad de Centenario. De allí se desprende su nombre, “Nacimiento”, apellido de uno de los sospechosos.
Luego de vigilar durante varios meses a estas personas, entró en escena Héctor Montecino. “Nos llamó la atención que fuera él en persona, que no utilizara un intermediario y que bajara de su auto, de alta gama, con varios kilos de marihuana como si no estuviera haciendo nada ilegal”, comentó una fuente cercana a la investigación.
La actitud del cipoleño llamó la atención de los efectivos ya que en varias oportunidades había estado en la mira de la Justicia rionegrina, por lo que imaginaron que iba a resguardarse algún tiempo para evitar ser atrapado, pero no fue así. “La causa dio un giro importante con la llegada de Montecino. Fue así que decidimos ir por él. Nos enfrentábamos a un gran desafío cuando tomamos esta decisión”, aseguró la misma fuente.
Por varios meses los celulares de Héctor fueron intervenidos para establecer su modus operandi. El hombre usaba cinco celulares a los que les cambiaba los chips cada quince días. Es por esto que la Policía neuquina debió intervenir cerca de 50 teléfonos. Gracias a la información que fue obtenida de las escuchas es que se logró desbaratar una de las bandas de narcotráfico más destacadas de la zona.

"Se beneficiaba mucha gente"

Semanas antes que personal de Toxicomanía realizara el megaoperativo, en el que Héctor y Ruth lograron huir, la Policía escuchó un llamado que realizó el hombre, donde ponía en evidencia la investigación. “Me avisaron desde adentro que me están investigando”, habría comentado Héctor a uno de sus contactos, según informó una fuente allegada a la investigación. Fue así que los policías tomaron más recaudos al momento de vigilarlo. A través de este llamado, los efectivos descubrieron que contaba con muchas personas a su alrededor, que lo mantenían al tanto de las investigaciones que se llevaban adelante. “Hay un antes y un después de Montecino. Él contaba con muchos contactos importantes ya que gracias a la venta de droga se beneficiaba mucha gente. En Neuquén no existe ninguna banda de narcotráfico como la que creó Montecino. Acá nunca lo hubiesen dejado tener el poder que tenía en Cipolletti”, afirmó la misma fuente.
El 23 de septiembre del año pasado se llevaron adelante los 17 allanamientos, donde se secuestraron casi 200 kilos de droga, cerca de un millón de pesos y se demoraron 14 personas, entre las que no se encontraban los presuntos líderes, Héctor y Ruth. Ambos permanecieron prófugos por varios meses hasta que la Policía neuquina logró dar con ellos. Él fue detenido en Catriel, a mediados de enero, junto a su pareja, y ella en Bahía Blanca, a principios de febrero. Desde entonces se encuentran detenidos a la espera de ser llevados a juicio.
En el caso que sean condenados será un precedente en la provincia, ya que sería la primera vez que líderes de una banda que se dedica al narcotráfico termine tras las rejas. Tanto Héctor como Ruth están acusados del delito de tráfico de estupefacientes en distintas modalidades.

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Dejá tu comentario