El clima en Cipolletti

icon
Temp
61% Hum
LMCipolletti

Dos cipoleños en la escuela de Luis Ordóñez

Mónica Nievas y Pedro Sugosky fueron beneficiados por un programa de la Subsecretaría de Cultura.

En junio, el dibujante visitó esta ciudad y seleccionó a dos de los participantes para que pudieran perfeccionarse en su academia.
 
El pasado lunes los elegidos para iniciar el curso de dibujo humorístico y caricaturas en la escuela de Luís Ordoñez, comenzaron a cumplir su sueño. Esto es posible gracias a la intervención de la subsecretaría de Cultura de la provincia, que desarrolló a talleres de esta materia en varias ciudades, logrando identificar los talentos existentes.
Del curso que Luís Ordoñez brindó en Cipolletti, durante junio en el Centro Cultural, fueron seleccionadas la cipoleña Mónicas Nievas y la orense Maite Bustos. La representación local también cuenta con Pedro Sugosky.
A ellos se sumaron los seleccionados en otras presentaciones: Luís Hernández, Federico Gauna, Luciana García y Ricardo Goicoechea de Los Menucos; Cristina Fernández y Darío Salatino de Choele Choel; Miguel Ángel Morales de Maquinchao y Juan González de Ingeniero Jacobacci.
Los mencionados obtuvieron becas para estudiar tres años en Buenos Aires, en la institución del reconocido dibujante. Cada alumno viajará una vez por mes con la cobertura de traslados, alojamiento, cuota de la institución y todos los gastos en útiles y materiales, en un esfuerzo compartido entre el Gobierno de Río Negro y la Escuela de Dibujo de Luís Ordóñez.
El subsecretario de Cultura, Armando Gentili, asistió al acto de apertura de las clases en la institución de Ordóñez, y recordó que “se inició un ciclo de seminarios de seis semanas en las que Luís Ordoñez recorrerá la provincia. En la primera etapa se realizaron los cursos intensivos gratuitos en las localidades de Los Menucos, Choele Choel y Cipolletti”.
También recordó que quedan pendientes Bariloche, El Bolsón y Viedma, donde se seleccionarán otros becarios con las mismas oportunidades.
Gentili también señaló que, además de poder recibir capacitación, para muchas la recepción de la beca significó la posibilidad de viajar a Buenos Aires y ampliar su red de contactos.
Del proyecto que propuso la subsecretaría de Cultura partiparon un promedio de 300 personas por curso ofrecidad en cada ciudad.

Dejá tu comentario