El clima en Cipolletti

icon
13° Temp
27% Hum
LMCipolletti

Dispondrían una reducción horaria para los boliches

Se podría quitar la hora que se deja entre las 6 y las 7 de la madrugada para desalojar los locales.

El cambio podría incorporarse en la modificación del Código de Comercio que está por terminar el Ejecutivo de la comuna.
 
El proyecto de modificación del Código de Comercio de la Municipalidad contendría entre sus cambios uno que afectaría directamente a los locales nocturnos bailables que hay en la ciudad. Y ello porque se contemplaría la eliminación de la hora que está hoy habilitada para el desalojo de las instalaciones.
En la actualidad, el término de las actividades en los boliches está previsto para las 6 de la madrugada y luego se dejan 60 minutos más para la lenta salida de los asistentes.
Sin embargo, desde la comuna se viene observando que en la práctica esa hora extra está siendo ocupada por los establecimientos para seguir funcionando en forma prácticamente normal sin mayor insistencia en el abandono inmediato de las instalaciones.
Ante esta situación, que habría sido comprobada ya varias veces por los inspectores, se cortaría por lo sano y el horario de las 6 sería a futuro el del cierre total.
Por lo que se conoce hasta ahora, las modificaciones al Código serán muchas y abarcarán distintos rubros. La intención de las autoridades es tener concluida la iniciativa para mediados de julio, mes en el que se espera hacerla llegar al Concejo Deliberante.
Otros de los puntos que se considerarían apuntarán a un mayor control de la Municipalidad de las empresas que utilizan el espacio público con postes y cables como la TV paga, la telefonía y la distribuidora Edersa.
Sin inmiscuirse en los aspectos netamente empresariales y comerciales, el gobierno local buscaría sentar su poder fiscalizador para que se respete el medio ambiente y no se afecte la normal circulación por calles y veredas.
Las medidas se pondrán en práctica porque con los años gran parte de las vías públicas de la ciudad se han visto casi literalmente invadidas por marañas de cables, postes y antenas cuya presencia sin límite ni control puede resultar contraproducente.
La actividad de los restaurantes también tendría algunos ajustes en la nueva normativa. Un aspecto que se contemplaría sería la categorización de este tipo de locales en tres categorías distintas, para que su superficie general armonice al máximo con la de sus cocinas, ya que hay exigencias nacionales al respecto. Éstas se tornan difíciles de aplicar, como la de que las cocinas deben tener unos 40 metros cuadrados de superficie. Por ello, se propondrían alternativas para salvar la situación.
Además, y para contribuir a la defensa y permanencia de las pequeñas heladerías locales, muy sacudidas por la preeminencia cada vez más acentuada de algunas firmas nacionales, se adoptarían medidas para limitar o hacer más complicado el ingreso de la mercadería para las bocas de expendio de las cadenas con tendencias a monopolizar la venta de este tipo de alimentos.

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Dejá tu comentario