El clima en Cipolletti

icon
11° Temp
44% Hum
LMCipolletti

Díaz actuó lúcida y con premeditación

La travesti declararía hoy ante el juez Márquez Gauna, quien considera que entendía la gravedad de sus actos y consideró: "Quien concurre a un lugar con un arma cargada está dispuesto a usarla".

El titular del Juzgado 4 expresó que, en principio, no se presume que la agresora hubiese actuado fuera de sí en el ataque en el que murió Carla Milla.
 
El juez de Instrucción Santiago Márquez Gauna detalló ayer los intentos por disuadir a la travesti Héctor Díaz de abandonar la irracional balacera y toma de rehenes que protagonizó el sábado, en la que asesinó a la joven Carla Milla. Sostuvo que habría actuado con premeditación, ya que llegó al lugar con un arma cargada y gran cantidad de municiones.
El magistrado indagaría hoy a la agresora, ya que ayer se cerraría el sumario policial que sirve de base para que la sospechosa sea informada del hecho del que es acusada y pueda ejercer su defensa por lo ocurrido en la Fundación Médica.
"Está a disposición del tribunal con severa y permanente custodia", dijo Márquez Gauna, quien desmintió que Díaz haya sufrido problemas de salud durante su detención.
El titular del Juzgado 4 se refirió a la situación psicológica de la travesti y ratificó que, en principio, se descarta que padezca trastornos mentales. "Yo la escuché hablar con el mediador y la fiscal y en todo momento llevaba la conversación de manera clara y coherente. Sabía dónde estaba y el tiempo que transcurría. Eso habla de que podía dirigir sus actos", manifestó.
En ese sentido, agregó: "Cuando hay dudas, se pide una pericia, y llegado el caso la grabación va a ser clara".
 
Premeditación
Márquez Gauna aseguró que hubo una extensa negociación para evitar que Díaz continuase con los disparos, cuando aún se desconocía que había baleado a Milla. Además de un negociador de la Policía, la travesti dialogó con funcionarios del Ministerio Público y su hermano le pidió que se entregase. "En estas situaciones se convoca a familiares para que intenten calmar al agresor y él lo hizo. Le pidió que no se equivocara y que hicieran la denuncia".
El hombre se refería a la presunta mala atención que recibió en la clínica la madre de la imputada, lo que habría motivado su inexplicable accionar.
Por la actitud de Díaz, el magistrado consideró que lo ocurrido en el edificio de Mengelle e Yrigoyen no fue producto de un rapto de locura. "Evidentemente concurrió con el arma cargada, y una suficiente cantidad de proyectiles, tenía pensado hacer algo. No sé si esto en particular, pero claramente quien acude a un lugar con un arma cargada piensa en usarla", manifestó.
 
La muerte
Márquez Gauna aseguró ayer en rueda de prensa que, hasta el momento, todo hace presumir que Milla murió a pocos minutos del ingreso de la travesti al centro asistencial. Habría sido alcanzada por un balazo durante la primera tanda de disparos y sufrió una herida que, según estudios médicos, causa el deceso en apenas un minuto.
"Quiero aclarar que, por testimoniales, esto ocurrió ni bien ingresa la persona" en la primera ráfaga de tiros con el arma calibre 32, que no está registrada en el Renar. La agresora no tenía permiso para utilizarla, se confirmó.
"Se va a realizar una pericia para determinar la trayectoria (de ingreso de la bala) y también se analizará el proyectil, que se extrajo del cuerpo, para determinar si hubo un rebote", dijo el juez cuando fue consultado por la posibilidad de que la técnica bioquímica haya sido alcanzada por un disparo que se desvió de su dirección inicial.
Según el juez, no se decidió un ingreso por la fuerza del grupo COER de la Policía "porque en el piso no hay cámaras, por lo que no se podía ver dónde se encontraba" la agresora. La Justicia sí cuenta con filmaciones de la travesti al ingresar a la clínica y algunos de sus desplazamientos internos.

La Fundación Médica lamentó la tragedia
El director de la Fundación Médica lamentó ayer el violento episodio en el que fue asesinada la empleada Carla Milla. "Esta situación no se puede definir de otra forma que como una tragedia. Un tarado que entra en una institución y se hace dueño de la vida de treinta personas durante tres horas, tratando de matar gente y manejándose como un cínico", dijo el doctor Alejandro Schroeder a LU 19.
Aseguró que los directivos y personal de la entidad están "profundamente consternados" y adelantó que temporalmente se reducirá la atención de la Fundación Médica porque "tenemos que hacer el duelo". Schroeder informó que se dispuso de acompañamiento terapéutico, con un gabinete de psicólogos y psiquiatras, para acompañar a los empleados y profesionales.
El director médico de la Fundación valoró los gestos y acciones de los trabajadores cuando la travesti Héctor Díaz irrumpió en el lugar y comenzó a disparar. Entre otros, a "médicos residentes jovencitos cruzados por balas que dijeron 'yo no me muevo de acá' y se quedaron atendiendo a los pacientes de terapia".
Finalmente, consideró: "La seguridad en Cipolletti es muy mala, pero esto no tiene que ver con eso. Fue una psicópata que en forma planificada se metió a matar gente".
 

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Dejá tu comentario