El clima en Cipolletti

icon
Temp
58% Hum
LMCipolletti

Detienen en Chile a sospechosa de colocar bombas en Cipolletti

Se trata de Andrea Urzúa Cid, cuñada del ex-lautarista Marcelo Villaroel, capturado en Junín de los Andes junto a Freddy Fuentevilla.

Neuquén.- Andrea Urzúa Cid, una de las principales sospechosas por las bombas colocadas en Cipolletti en julio pasado, fue detenida el pasado fin de semana en un intenso operativo realizado por las autoridades chilenas con el fin de desbaratar a un grupo de anarquistas vinculados a infinidad de explosivos colocados durante los últimos años en el vecino país.
Si bien Urzúa Cid no fue siquiera nombrada por las fuerzas de seguridad de nuestra región, hay indicios de que estuvo en el Alto Valle en momentos en los que estalló la bomba de fabricación casera que terminó con la vida del empleado de limpieza José Domingo Maciel en la ciudad de Cipolletti.
Con el correr de los días gana fuerza la teoría que indica que la bomba instalada en la ciudad rionegrina tenía como destino la Brigada de Investigaciones de Cipolletti, ubicada junto a la Escuela de Cadetes de la Policía de Río Negro.

¿Quién es Urzúa Cid?
Andrea Macarena Urzúa Cid, de 30 años de edad e hija de un suboficial del Ejército chileno, tuvo sus primeros altercados con la justicia el 31 de agosto de 2003 cuando estudiaba Sociología en la Universidad de Arcis, en Santiago de Chile, y fue detenida junto a una profesora (identificada como Cristina Briones) que portaba en su mochila nitrocelulosa, un material utilizado para la fabricación de bombas. Según las crónicas, se preparaban para detonar una bomba de fabricación casera en el frente de un banco. A los pocos días recuperó su libertad por no ser portadora de los explosivos.
Desde ese entonces fue reconocida como la pareja de Mauricio Villaroel, un reconocido activista vinculado históricamente con las violentas protestas que se generan en Santiago cada 11 de septiembre en conmemoración de la muerte del ex presidente Salvador Allende.
En septiembre de 2008, Andrea fue al rescate de su cuñado, Marcelo Villaroel, quien se encontraba apresado en la U11 de esta ciudad junto a Freddy Fuentevilla.
Los ex lautaristas fueron encarcelados por portación de armas de guerra tras ser detenidos en Junín de los Andes, mientras la justicia chilena esperaba su extradición para ser juzgados por el crimen del cabo de carabineros Luis Moyano el 18 de octubre de 2007 durante el robo al Banco Security en Santiago de Chile.
En la unidad carcelaria neuquina, la joven se presentó junto a otra mujer (Lolita Latorre Valenzuela) en horario de visitas como la cuñada de Marcelo, pasó dos controles pero al tercero se le detectó un pequeño envoltorio con una sustancia que tenía escondido en su vagina. Fue demorada mientras ella decía que se trataba de un antidepresivo (clonazepam).
Según su propio relato, transcripto en un comunicado publicado por la web de contrainformación Hommodolars, "todo esto se realizó sin la presencia de ningún oficial de la justicia, y finalmente nos dejaron ir del penal".
Su relato al respecto continúa explicando que al volver a la casa "okupa" en donde habitaban en Neuquén, Lolita fue detenida por dos personas identificadas como "pertenecientes a la Brigada de Investigaciones de Cipolletti". Incluso uno de ellos se presentó como "el sargento primero Guerrero".  En ese momento se le informa que la sustancia encontrada en el cuerpo de Urzúa Cid era nitrocelulosa.
Andrea nunca volvió a esa casa (en la que también habitaba Candelaria Cortés-Monroy Infante, también detenida el fin de semana en Chile) y se fugó, pero a los pocos días fue detenida en el paso Mamuil Malal, en San Martín de los Andes, por Gendarmería Nacional cuando intentaba regresar a Chile. La orden de captura fue librada por el Juzgado Federal 2, a cargo de Guillermo Labate. En el expediente se especifica que el material que intentó ingresar a la cárcel neuquina era nada menos de trinitrotolueno, el célebre TNT.
El juez no pudo retenerla y a los pocos días fue liberada. Según pudo averiguar este periódico, la Cámara nulificó su detención "por fallas en el acta de secuestro".
Desde ese entonces Andrea y Mauricio Villarroel se presentaron como integrantes de la Red de Apoyo para la liberación de Freddy y Marcelo, con sede en Neuquén Capital. A través de su blog se manifestaron en contra de su extradición.
A fines de septiembre de 2008, Freddy y Marcelo fueron juzgados en Zapala por portación de armas de guerra ante un imponente operativo de seguridad. Un año después, en diciembre de 2009, fueron extraditados a Chile.


Las vinculaciones
Si bien no se pudo acceder a la información de la causa con respecto a las bombas en Cipolletti, este fin de semana el intendente de esa localidad Alberto Weretilneck deslizó que algunos de los detenidos en Chile podrían haber estado en el Alto Valle en ese entonces.
La principal vinculación entre los innumerables atentados en el vecino país y los explosivos que detonaron en la oficina neuquina de Lan y la Brigada de Investigaciones de Cipolletti son las llamativas coincidencias en el mecanismo utilizado.
Para la fabricación de las bombas en Chile, esta agrupación utilizaba un mecanismo compuesto por una garrafa, un reloj, una lámpara y pólvora negra o algún otro material detonante. Estos son los mismos elementos que se encontraron en los dos artefactos explosivos en Cipolletti, tanto en el que estalló como en el que fue desactivado frente al local de Telefónica.

¿Cómo continúa la causa en Chile?
Luego de la detención de los 14 acusados de detonar explosivos en diferentes ciudades de Chile, se determinó un plazo de 180 días para que el Ministerio Público lleve adelante la investigación.
Los implicados que quedaron en prisión preventiva son Rodolfo Retamales, Pablo Morales, Mario Hermosilla, Andrea Urzúa Cid, Mónica Caballero, Francisco Solar, Vinisius Aguilera y Felipe Guerra. Mientras que los que fueron liberados con arraigo son Candelaria Cortés-Monroy, Diego Morales, Cristián Cancino, Iván Goldenberg, Carlos Riveros y Camilo Pérez.
Según los antecedentes de la investigación de la fiscalía, el grupo operaba desde julio de 2005 y estaría involucrado en, al menos, 17 atentados explosivos ocurridos en Santiago.
Otro antecedente que se reveló en la audiencia es que la composición química del TNT que Andrea Urzúa Cid intentó entregar a los dos ex lautaristas implicados en la muerte del cabo Moyano, es la misma que se utilizó en los atentados contra una sucursal de Chilectra, el edificio de la Sofofa, un banco Edwards en Las Condes y el restaurante Tierra Noble, el 5 de agosto pasado.

La Mañana Neuquén online

Dejá tu comentario