El clima en Cipolletti

icon
11° Temp
33% Hum
LMCipolletti

Detenidas con 12 kilos de cocaína

La Policía Federal de Buenos Aires capturó en Cipolletti a dos mujeres que habían llegado a la ciudad con un cargamento valuado en 800 mil pesos. La investigación la coordinó un juzgado de Chubut.

Las implicadas son madre e hija y aseguraron ser simples mulas utilizadas para ingresar la droga al Alto Valle.

Dos mujeres fueron sorprendidas por agentes de la Policía Federal cuando se aprestaban a subir a un taxi cargadas con 1.198 dosis de cocaína. El procedimiento fue inesperado para las implicadas, de origen boliviano y recientemente arribadas a la ciudad, pero fue el resultado de una extensa investigación que une puntos tan distantes como Rawson, la provincia de Buenos Aires y Cipolletti. Las propias implicadas intentaron desvincularse del narcotráfico y se catalogaron como mulas; es decir, simples transportadoras de la sustancia, para que los estupefacientes ingresaran al Alto Valle. Tenían en su poder 12 kilos de droga con un valor de hasta 800 mil pesos.
Las aprehensiones estuvieron a cargo de una comitiva de la Superintendencia de Drogas Peligrosas de la Policía Federal. Tres agentes de la delegación que realizaban escuchas telefónicas y seguimientos a pedido de un juzgado de Rawson viajaron en patrullero el viernes por la noche hacia Cipolletti. Habían descubierto que madre e hija, cuyas identidades no fueron suministradas, llegarían a esta ciudad en un micro de línea. No pudieron, como pretendían, capturarlas en la terminal de ómnibus, por lo que se mantuvieron al acecho de sus siguientes movimientos durante varias horas hasta que decidieron actuar.
Procedimiento
Aproximadamente a las 17, las dos mujeres caminaban por calle Don Bosco y a pocos metros de llegar a Arenales fueron interceptadas. La PF les cruzó un Fiat Siena sobre la vereda y les impidió el paso. "No se resistieron, porque se vieron rodeadas", explicó uno de los partícipes del operativo. No estaban armadas.
Según se supo, los investigadores aguardaron por varios minutos la llegada del posible receptor de la cocaína, pero decidieron intervenir al percatarse de que abandonarían la zona a bordo de un taxi. En esa esquina funciona una base, por lo que no les habría sido dificultoso conseguir un móvil. "Si lo hacían, la causa se complicaba porque habitualmente dejan la carga en el baúl para después desentenderse de la droga", manifestó uno de los policías.
El operativo se realizó tan cerca de la base que los testigos citados para dar conformidad de las pesquisas fueron dos choferes.
Una vez demoradas, los agentes comenzaron la requisa y hallaron 1.198 tizas de cocaína fraccionadas y ocultas en tubos plásticos negros. Estaban distribuidas en packs de entre 300 y 400 dosis.
 
Mulas
Las implicadas son ciudadanas bolivianas y aseguraron ser simples mulas de los narcotraficantes. "Es la primera vez que vengo (a Cipolletti)", manifestó la mayor mientras aguardaba que finalizara el procedimiento para ser trasladada a una sede judicial. Los agentes bonaerenses no descartaron la versión de que eran "empleadas" de la red, pero sí de que fuese la primera vez que lo hacían. Según detallaron, los comercializadores de cocaína contratan el servicio para mover la sustancia desde Buenos Aires a distintos centros urbanos donde es fraccionada hasta llegar a la venta al menudeo.
Sorpresivamente, pocos minutos después de las detenciones arribaron al lugar más agentes de la Policía Federal. Provenían de Trelew y seguían la misma pista que sus colegas bonaerenses.
Los pesquisas no precisaron si había sospechas de que la droga sería vendida en el Alto Valle o si sólo era un paso intermedio antes de llegar a Chubut.
"Esto es parte de una investigación más grande, que puede derivar en más allanamientos", explicaron sobre la reserva respecto de la información. De hecho, durante el operativo en la zona Norte cipoleña trascendió que el hallazgo derivaría en inmediatas acciones en Avellaneda, lugar del que habría partido la carga.
Las mujeres, que tendrían aproximadamente 50 y 26 años, quedaron detenidas en Cipolletti, pero a disposición de la Justicia Federal de Chubut que podría ordenar su inmediato traslado a esa provincia.
Tras más de tres horas de labor, caída la noche y dispersado el grupo de casi 50 curiosos que siguieron de cerca todo su accionar, los efectivos cargaron la droga en el baúl y trasladaron a las presas a una dependencia policial.

Dejá tu comentario