El clima en Cipolletti

icon
Temp
75% Hum
LMCipolletti

Despidos desatan otro conflicto en el hospital

A siete trabajadores, entre ellos tres delegados, no se les renovará el contrato.

El gremio ATE y organizaciones que lo respaldan, preparan acciones de protesta.

El hospital de Cipolletti está a las puertas de un nuevo conflicto sindical de proporciones, al conocerse ayer el despido de siete trabajadores, entre ellos tres delegados pertenecientes a la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE). Escenas de mucha tensión se vivieron en el nosocomio, durante una reunión que mantuvieron el director Daniel Bergero y un grupo de dirigentes gremiales y sociales, quienes le pidieron la renuncia.
Los delegados despedidos son Cecilia Chavero, Santiago Cayupán y Fernando Suárez, de activa participación en la reciente y prolongada lucha por salarios y mejores condiciones de trabajo que mantuvieron los hospitalarios de la ciudad y la provincia.
El director Bergero dijo que, en realidad, no se trata de cesantías sino de una «discontinuidad» en las funciones de las personas afectadas, a las que no se les renovará su relación contractual a partir del 31 de diciembre. Sobre las causales de esta decisión, el funcionario no quiso dar detalles y solamente indicó que los motivos constan en el legajo de cada uno de los prescindidos.
La bronca y el malestar de la dirigencia y la militancia de ATE no tardaron en expresarse apenas conocerse la resolución de la conducción del nosocomio. Y a ellos se sumaron, en horas de la mañana, representantes de otras organizaciones gremiales como UNTER, los ceramistas neuquinos de Zanón y la CTA de Río Negro,  además de dirigentes de partidos como el ARI y los partidos Comunista y Obrero.
Bergero, pese al disgusto colectivo, aceptó reunirse a solas con unas 40 personas. El diálogo fue tenso y por momentos llovieron las críticas descarnadas sobre el funcionario, quien afirmó una y otra vez que la decisión de los despidos no provenía de Viedma sino que, por el contrario, había sido tomada por su conducción en base a los legajos. Las réplicas abundaron, porque «no se puede despedir a delegados que tienen fuero sindical», le dijeron. Y también le propinaron epítetos diversos, como «marioneta», que fue el más leve.
ATE y otras organizaciones se reunirán hoy en General Roca para evaluar los pasos a seguir, que podrían incluir movilizaciones y otras formas de protesta. Para el 9 de diciembre está previsto, además, un plenario general del gremio en Cipolletti. Y el día 11 podría haber una movilización provincial de la Interhospitalaria en la ciudad.

Dejá tu comentario