El clima en Cipolletti

icon
Temp
30% Hum
LMCipolletti

Designan calles de Cipolletti con nombres de reconocidos vecinos

La nueva normativa municipal identifica a distintas arterias urbanas con los nombres de “Giacinto del Ben”, “Roberto Abel”, “Salvador Alfredo Kossman” y “Serafín González”.

Cipolletti.- En una nueva sesión, el Concejo Deliberante aprobó por unanimidad designar a calles con nombres de reconocidos vecinos. De esta manera, la nueva normativa municipal identifica a distintas arterias urbanas con los nombres de “Giacinto del Ben”, “Roberto Abel”, “Salvador Alfredo Kossman” y “Serafín González”, respectivamente.
El cuerpo legislativo manifestó que se “se trata de un homenaje eterno a vecinos que se han destacado de diversas formas, siendo ejemplo de trabajo, honestidad y preocupación por su comunidad”.
En el caso de “Giacinto del Ben”, se trata de un inmigrante italiano que llegó a Cipolletti en 1909 y dirigió algunas de las construcciones más antiguas de la ciudad. Algunas de ellas, son la Casa Peuser,  bodega “La Mayorina”, la casa de la Estancia La Alianza (en Ferri), el primer templo religioso católico de la ciudad, el Hotel Argentino y el Edificio del Correo (M. Muñoz 50).
En tanto, Roberto Abel,  fue un ciudadano de Cipolletti que desde 1946 se desempeñó en diversas actividades. Entre ellas, se destacan sus hallazgos paleontológicos en la zona los cuales lo llevaron a crear y dirigir el museo “Carlos Ameghino” (uno de los más importantes de la Patagonia). Abel, también fue colaborador en diarios y revistas sobre temas históricos y científicos, acopiando importante material ilustrativo sobre la fundación y desarrollo de Cipolletti.
Por su parte, Salvador Alfredo Kossman, de profesión martillero e integrante de una de las familias pioneras de la ciudad, se abocó a las tareas de recopilación y estudio de la historia local y regional. Datos que plasmó en numerosos escritos, tales como “Historia de la Patagonia”, “Reseña Histórica de Cipolletti”, “Apuntes para Historia” y “Museo Patagónico”, entre otros. Fue integrante del Rotary Club de Cipolletti y esbozó el primer libro del Rotary Club, que se fue repitiendo cada 10 años hasta el presente.
El vecino Serafín González, vivió en Cipolletti desde 1916 por períodos discontinuos y desde 1934 en forma definitiva. Realizó numerosos trabajos viales manejando maquinarias modernas con las que construyó y mejoró enripiados de caminos que comunican a las localidades del Alto Valle. En 1946 organizó en la ciudad una empresa de transporte de pasajeros que unió Cipolletti con los Cuarteles en Neuquén. La empresa se llamaba Colectivos Río Negro, aunque la población los conocía como “Los Colectivos de Don Serafín”. Un medio de transporte que distinguían al pueblo de Cipolletti “por su caballerosidad, cortesía y honestidad en el trato con los pasajeros”.

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Dejá tu comentario