El clima en Cipolletti

icon
14° Temp
26% Hum
LMCipolletti

Desde el barrio Del Trabajo a Malvinas con sólo 18 años

El cipoleño José Heriberto Vega estuvo 72 días en las islas. Hoy se siente afortunado de haber vuelto.

El veterano es parte de la Agrupación Jorge Néstor Águila de Río Negro. A 31 años del conflicto bélico, reivindicó el trabajo por la memoria.
 
José Heriberto Vega es uno de los vecinos de Cipolletti que combatió en Malvinas. Fue parte de uno de los primeros grupos de soldados en pisar suelo bélico y uno de los últimos en retirarse. Estuvo 72 días en las islas conviviendo con el miedo y las necesidades. Contó que recibió de su familia y de la localidad el principal apoyo después de volver. Tras 31 años desde el conflicto armado en el Atlántico Sur reivindica la memoria: “A nosotros nos gusta comentar nuestra historia, para que las nuevas generaciones tengan la oportunidad de saber y para que podamos recuperar la soberanía de Malvinas”.
Vega vivió toda su vida en la ciudad, creció y actualmente sigue viviendo en el barrio El Trabajo. Está casado y es padre de cinco hijos. Además, está pronto a cumplir 50 años. Recuerda que en su aniversario 19 tuvo una celebración muy especial en medio del conflicto (ver aparte).
El cipoleño es parte de la Agrupación Jorge Néstor Águila, de la que participan más de 130 veteranos de guerra, de los cuales 11 son locales. En el desfile de esta tarde por la calle Naciones Unidas, esperan la presencia de la mayoría de ellos. Vega sostiene que todas las actividades que se realizan en el país son para aquellos que no regresaron: “Son 649 los soldados que quedaron custodiando las Malvinas, a ellos se debe todo esto, porque son los verdaderos héroes”.
El veterano contó que tenía 18 años cuando recibió la orden de hacer el servicio militar y que cuando comenzó el conflicto con Gran Bretaña era un soldado recién incorporado. Su destino fue la fuerza aérea en Río Gallegos.
“Tuve la suerte de ser uno de los primeros soldados en pisar suelo malvinense, porque yo pertenecía al grupo de artillería antiaérea y fuimos los que tomamos el aeropuerto cuando infantería ingreso a la ciudad de Puerto Argentino”, explicó.
Vega tiene recuerdos intactos sobre lo sucedido hace 31 años. Ayer, por ejemplo, expresó su sensación en un 1 de abril de 1982: “Me sentía contento porque por primera vez me daban la ropa verde, todo el equipo de combate de campaña, porque nosotros éramos soldados nuevos y la ilusión nuestra era vestir la ropa verde que te identifica como soldado argentino”.
 
En las islas
El vecino cipoleño guarda datos exactos acerca de sus vivencias en Malvinas: “El primer mes no sufrimos tantas necesidades, porque tuvimos todo abril para poder armar nuestras posiciones, pero después del 1 de mayo, a las 6 de la mañana nos cambió la vida, nos cambió todo. Nos llegó el miedo, la necesidad. Comenzaron los combates, que cada vez eran más frecuentes. Una vez que llegaron los barcos de los ingleses fue de terror, porque al no tener defensa a la noche nos teníamos que esconder como las ratas. Había un solo cañón costero que lo usaba el general Martín Balsa que estaba en la ciudad, no teníamos con qué defendernos”.
Jóvenes, inocentes, temerosos, sólo rezaban por sobrevivir un día más. “Lo único que nos decían nuestros suboficiales era que a tal hora podíamos tener un posible ataque y estábamos atentos a eso”.
 
Le llama suerte
Vega en muchos aspectos cree que la suerte estuvo de su lado. En principio por poder actualmente contar la historia y en segundo lugar por haber regresado sin lesiones. “Tuve la suerte de así como fui, volví, pero muchos compañeros míos no y otros sufrieron lesiones. A algunos le volaron la pierna, el brazo. Las bombas nos caían cerca”, indicó.
El veterano manifestó que tuvo la fortuna de no haber quedado como rehén en las islas: “Yo pude salir en el último avión Hércules que partió de Malvinas. No caí prisionero pero compañeros míos sí, porque no pudieron ingresar todos al avión, la preferencia era para los heridos. Para nosotros fue una suerte”.
A diferencia de muchos ex combatientes, a Vega no se le cruza por la cabeza regresar a las islas, sus prioridades son otras: “Hoy pienso más en mi familia y en mis hijos, por el momento no pienso volver pero si lo tengo que hacer lo haría con otro espíritu”.

Un aniversario particular
 El próximo 2 de mayo el veterano de Malvinas José Heriberto Vega cumplirá 50 años. En ese marco, recuerda su aniversario 19 que tuvo la suerte de poder celebrarlo en las islas, por una casualidad.
Aquel día en 1982, el casino de suboficiales ubicado detrás del aeropuerto de Puerto Belgrano fue atacado, es por eso que los soldados debieron acudir a la ayuda.
Cuando llegaron al lugar se encontraron con algunas heladeras con alimentos y bebidas, que estaban destinadas sólo a los altos mandos del Ejército.
En medio de toda la comida que había, encontraron una torta. Tanto Vega como los demás jóvenes no dudaron en hacerse de las provisiones. Con una risa en la cara a modo de picardía, el cipoleño cuenta la historia como mucha satisfacción. Probablemente sea uno de los aniversarios que más recuerda.

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Dejá tu comentario