El clima en Cipolletti

icon
Temp
60% Hum
LMCipolletti

Derogaron el protocolo por tomas

"No funcionó. No fue un instrumento que evite las ocupaciones ilegales", aseguró el gobernador Weretilneck, al argumentar la decisión.

Sin embargo, el mandatario aclaró que “no hay que olvidarse que para esto está el código de procedimiento penal, que es lo que tienen que aplicar los jueces”.

“Porque no funcionó. No fue un instrumento que evite las ocupaciones ilegales”. Con ese argumento, el gobernador Alberto Weretilneck explicó ayer los motivos de la derogación del decreto que establecía un protocolo de actuación ante la usurpación de terrenos en Río Negro.
De igual forma, el mandatario provincial aclaró que “no hay que olvidarse que para esto está el código de procedimiento penal, que es lo que tienen que aplicar los jueces”.
“Con el código, fiscales y jueces, con la Policía acompañando, son herramientas suficientes para evitar usurpaciones”, consideró el gobernador, tras encabezar el acto por el décimo aniversario de la creación de la Cuarta Circunscripción Judicial con asiento en esta ciudad, que se llevó a cabo en la Asociación Española.  
La aplicación de este protocolo despertó una gran polémica en Cipolletti, luego de que en lo que va del año se registraran dos asentamientos en terrenos privados, uno en la calle Lisandro de la Torre y el otro en la Perón, y un tercer intento en un sector de chacras de Estado de Israel.
En este último caso fueron los propios productores y sus familiares los que bloquearon el paso para impedir que les usurpen sus tierras.
 
Asociación ilícita
“Toda toma tiene algún grado de componente político o de esas características. No son cuestiones espontáneas, siempre hay alguien que las motiva, alguien que las organiza, la última andanada de tomas en nuestro gobierno la detuvimos cuando identificamos a la asociación ilícita de unas 8 ó 9 personas que habían empezado a vender los terrenos para urbanizarse”, ejemplificó Weretilneck.
Y sostuvo que “tampoco hay que confundir que las ocupaciones ilegales se resuelven por la fuerza; la manera de resolverlas es con un gobierno municipal ágil, cuando hay datos e información, cuando hay circunstancias que permiten el diálogo, el diálogo es la mejor herramienta”.
A su vez, expresó que las tierras improductivas también son un caldo de cultivo para las tomas.
“Hay responsabilidades de todos, cada uno tiene que pensar qué está haciendo para evitar las tomas”, enfatizó.
 
Fundamentos
En la derogación oficial del protocolo de actuación en las tomas, Weretilneck argumentó que la aplicación práctica de la normativa “no logró acreditar en los hechos los objetivos que propiciaba”.
Remarcó que ello se extrajo de la experiencia vivenciada en la etapa de vigencia, cuando “lejos de coadyuvar a la resolución de los conflictos, los institutos que consagra la norma han sido intencionalmente articulados en busca de la mera dilación de los escenarios de crisis”.
Al respecto, destacó que “es un deber ineludible del Poder Ejecutivo sentar las bases procedimentales que brinden certeza y legalidad, propiciando siempre la paz social como máximo objetivo. Pero esta meta debe necesariamente equilibrarse con el respeto a los derechos de todos los ciudadanos, tanto como de la comunidad en su conjunto, representado por las diversas entidades estatales”.
Finalmente, Weretilneck aseguró que la derogación del decreto “de modo alguno implica lesionar derechos, sino por el contrario propende corregir un escenario normativo cuya probada ineficiencia torna aconsejable reconducir las acciones a través de los cánones normativos preexistentes”.

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Dejá tu comentario