El clima en Cipolletti

icon
Temp
71% Hum
LMCipolletti

Controles del Municipio ayudaron a desbaratar banda delictiva

El accionar de sus inspectores y la política de fiscalización continua de los lugares donde se comercializan autos contribuyó al accionar de la Justicia.

En el desbaratamiento de la banda que se dedicaba a comercializar autos robados en la región tuvo destacada participación el Municipio local, que lleva adelante una política de férreo control de los establecimientos que se dedican a las transacciones de vehículos y autopartes.
Los inspectores de la comuna tenían hace más de dos meses en la mira el lugar de venta de rodados ubicado en avenida Alem al 560, en el que se dio inicio el sábado a la serie de allanamientos instrumentada por la Justicia y la Policía para poner coto al ilegal negocio.
Y no es para menos, ya que las informaciones de que disponía el área de Comercio indicaban que el autoparque en cuestión pertenecería, presumiblemente, a las mismas personas que en el pasado regenteaban un comercio similar en calle La Esmeralda, aunque en el caso actual se podría estar utilizando un testaferro para disimular la situación.
De ser efectivas las sospechas de los funcionarios municipales, el local de Alem podría ser propiedad de una conocida familia del mundo del hampa de Cipolletti, en particular, con el narcotráfico.
Las actuaciones de los inspectores arrancaron a las 9 de la mañana del sábado y se extendieron hasta las 5 de la tarde. En ese transcurso, se procedió a recabar todos los antecedentes posibles en el lugar, al que finalmente se decidió clausurar, quedando retenidos en su interior un total de 14 automóviles, muchos de ellos de alta gama.
Durante todo ese tiempo, la Justicia y la Policía cumplieron con su labor, como parte de las acciones que en distintos puntos de la región se hicieron contra la banda que sustraía rodados en Buenos Aires y los vendía en la zona.
Abierto el autoparque hace más de dos meses, pronto llegó a conocimiento del Municipio elementos que hicieron sospechar de su condición. Se determinó así que en el lugar se trabaja sin ninguna habilitación y, por ello, se procedió a intimar a sus dueños para que se pongan al día. Como no lo hicieron, el cierre del lugar fue cuestión de tiempo, concretándose finalmente ayer.
Durante todo este tiempo, en la comuna se mantuvieron contactos con el juez de Instrucción Santiago Márquez Gauna, en particular para aprovechar los allanamientos y la presencia policial para cumplir con los controles y dispositivos contenidos en la normativa local.
Fuentes municipales indicaron que los presuntos dueños del autoparque de La Esmeralda tuvieron que irse hasta Alem luego de que se dispusiera su clausura por falta de habilitación y por quejas de los vecinos, que no soportaban el comportamiento poco amistoso y ruidoso que existía sobre todo por las noches en el lugar.

Dejá tu comentario