El clima en Cipolletti

icon
Temp
18% Hum
LMCipolletti

Confirman procesamiento con prisión para Geldres

Se trata del acusado por el homicidio del comerciante Araya. La Cámara Segunda rechazó un pedido de su defensora.

El motochorro aguardará el juicio tras las rejas.
 
La Cámara Segunda de esta ciudad rechazó la apelación presentada por la defensora de Ramón Geldres, quien está acusado de haber asesinado al comerciante Claudio Araya el 6 de marzo, en un hecho que conmocionó a la ciudad porque la víctima había intentado evitar el arrebato de una cartera a una mujer y fue ultimado por el motochorro. 
De esta forma, quedó confirmado el procesamiento con prisión preventiva para Geldres, quien llegará al juicio tras las rejas.
Verónica Rodríguez, representante de Geldres, solicitó que la calificación del hecho sea modificada al considerar que su defendido no mató a Araya para encubrir otro delito, sino que fue ante la agresión de los hermanos y con la intención de poder huir.
En este sentido, Rodríguez expresó que “Geldres tuviera un cuchillo no basta para presuponer que en su mente estaba el fin de matar, teniendo en cuenta que no lo utilizó para robarle la cartera a la señora que interceptó, es así que podemos suponer como hipótesis que tendría la intención de cometer otro robo con armas pero no un homicidio”.
Sobre el cambio de la calificación legal, argumentó que el accionar de su defendido fue “imprevisto” ya que cuando los Araya lo interceptaron, estaba por huir en su moto. Agregó que fue agredido físicamente en la lucha y que como consecuencia de la situación, uno resultó muerto.
Además, señaló que “las lesiones mortales de Claudio no fueron producto de un certero esfuerzo para asegurar su muerte, sino más bien producto de su afán de zafar de la paliza que estaba recibiendo”.
Pese al pedido de la defensora, los jueces de la Cámara Segunda, Guillermo Baquero Lazcano, César Gutiérrez Elcarás y Álvaro Meynet, coincidieron en la calificación del hecho que fue dictada por el juez Gustavo Herrera, quien procesó al detenido por el delito de criminis causa.
La única pena que contempla es la de prisión perpetua, mientras que Rodríguez esperaba que fuera modificada por la de homicidio simple, que estipula una condena de entre 8 y 25 años.
 
Solidarios
En la trágica mañana, Claudio estaba trabajando en su vivero junto a su hermano Natanael. Cerca de las 10.30 vieron cómo un delincuente le arrebató la cartera a una mujer que estaba por entrar a la clínica Pedro Moguillansky.
No dudaron en salir en defensa de la señora y corrieron tras él. El delincuente no pudo huir en la motocicleta que había dejado estacionada sobre calle Urquiza, casi Mengelle, ya que fue interceptado por los Araya.
Ninguno de ellos imaginó que el asaltante tenía un cuchillo escondido con el que hirió a ambos. Claudio murió cuando era trasladado al hospital. Después se supo que Geldres, 10 años atrás, había entrado a robar a la casa de los Araya y que en esa oportunidad había apuñalado al padre.
 
Hartazgo y repudio
El crimen de Araya dejó a la luz el cansancio y hartazgo de los cipoleños, quienes salieron a la calle para exigir justicia y seguridad. Se realizaron dos movilizaciones en las que participaron más de 2.000 personas.
Además, vecinos autoconvocados recolectaron casi 14 mil firmas para exigir a las autoridades provinciales de los tres Poderes del Estado que se tomen medidas efectivas en la prevención del delito.
También se requirió que las salidas transitorias de los presos sean minuciosamente revistas. Al momento que Geldres asesinó a Araya, gozaba de este beneficio.

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Dejá tu comentario