El clima en Cipolletti

icon
Temp
58% Hum
LMCipolletti

Comprometen a acusada de instigación

En la segunda audiencia del juicio por el crimen del municipal Sepúlveda, sus hijas aseguraron que la víctima fue amenazada por la tía del supuesto autor.

Las hijas de Juan Carlos Sepúlveda, el empleado municipal que fue asesinado de un disparo en noviembre de 2011 en el barrio Anai Mapu, y dos policías fueron quienes brindaron ayer sus  testimonios en la segunda audiencia del juicio por el crimen. El debate se reanudará el próximo jueves a las 15.
“Mi padre nunca discutió con estas personas. Jamás tuvo un problema y es injusto que lo hallan matado porque nosotros somos una familia trabajadora y que no tenía conflictos con ninguno de los vecinos”, comentó ayer una de las hijas de Sepúlveda frente al tribunal de la Cámara Segunda.
La joven fue la que encontró el cuerpo de su padre tendido en el suelo tras haber recibido el disparo en la cabeza. Aseguró que antes que fuera asesinado había discutido con Verónica Figueroa, la mujer que está acusada de ser la instigadora del homicidio, y como muchos otros testigos afirmó que la imputada le dijo a su padre que le iba a quemar la casa y que iba a buscar a su hermano para que le pegara un tiro.
Además, explicó que tras el incidente que protagonizó su padre con Verónica escuchó unos tiros y que al dirigirse donde estaba Sepúlveda lo vio tendido en el suelo. “Escuché que dos personas decían ´vamos, vamos´ y que se fueron en una moto”, sostuvo la testigo.
Si bien no alcanzó a ver quiénes fueron los atacantes aseguró que serían los imputados ya que unos minutos antes habían sido amenazados por Verónica, hermana de Rafael y tía de Jonathan Figueroa.
El hombre, de 60 años, fue asesinado luego de haber mantenido una pelea con esta mujer, quien lo amenazó al enterarse que el hombre había retado a sus hijas. Las niñas habían pasado por el jardín y le arrancaron unas rosas. Unos minutos después, los imputados a bordo de una moto pasaron por el frente de la vivienda y lo balearon.
 
Más testimonios
También declararon dos policías, quienes asistieron al lugar. Uno de ellos explicó que al llegar a la escena del hecho la mayoría de los vecinos le decían que la culpable de todo era Verónica Figueroa. Los efectivos fueron a buscarla y al salir de su casa ella aseguró que no tenía nada que ver. De todas formas, fue llevada hasta la comisaría.

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Dejá tu comentario