El clima en Cipolletti

icon
Temp
60% Hum
LMCipolletti

Complican a los acusados del asesinato del municipal en el Mapu

Testigos los ubicaron en el lugar donde fue asesinado Juan Carlos Sepúlveda.

Los siete testigos que declararon ayer bajo la modalidad de identidad reservada señalaron a los tres acusados como los autores del crimen de Juan Carlos Sepúlveda, el trabajador municipal que fue baleado mortalmente en noviembre de 2011 en el barrio Anai Mapu. La sala de audiencias de la Cámara Segunda de esta ciudad fue desalojada por requerimiento del fiscal Alejandro Silva y la querella luego de que los testigos denunciaron que fueron amenazados por los imputados. Hoy se escucharán seis declaraciones.
“Yo no fui y no sé de qué se me acusa”, fue la declaración de Jonathan Figueroa, sindicado como el autor del crimen, en el inicio de la audiencia. Su tío, Rafael, imputado como partícipe necesario del homicidio, declaró en igual sentido: “Yo me entregué pero quiero decir que no tuve nada que ver”.
Pero fueron las únicas declaraciones que se pudieron escuchar. La audiencia comenzó como estaba prevista a las 11.30, con la particularidad de que el público y la prensa no pudo escuchar ninguno de los testimonios.
Vecinos y dos de las hijas de la víctima pidieron dar su versión de los hechos a puerta cerrada. La defensa se opuso y el tribunal, integrado por César  Gutierrez Elcarás, Pablo Repetto y Mario Sebastián Nolivo, hizo lugar parcialmente a la solicitud. Los jueces resolvieron que el público se retirara pero que no lo hicieran los acusados.
 
Similitudes
Los testimonios tuvieron algunas semejanzas. En la mayoría de los casos dijeron haber visto a los imputados, Jonathan y Rafael Figueroa, el primero acusado como el autor de los disparos y el segundo como quien conducía la moto en la que llegaron hasta la casa de Sepúlveda.
También declararon haber escuchado las amenazas que le hizo Verónica Figueroa a la víctima.
El hecho se desató cuando las hijas de Verónica Figueroa fueron reprendidas por Sepúlveda al verlas que le arrancaron algunas rosas de su jardín. Cuando las niñas le contaron, la mujer se acercó hasta la casa de su vecino y lo amenazó diciéndole que iba a buscar a su hermano para que le quemara su domicilio y le pegara un tiro.
Poco después y a bordo de una motocicleta, los Figueroa pasaron por el frente de la vivienda y efectuaron varios disparos, según la instrucción.

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Dejá tu comentario