El clima en Cipolletti

icon
19° Temp
23% Hum
LMCipolletti

Cita folklórica en el parque Rosauer

Decenas de vecinos fueron parte del primer encuentro del ciclo del Ateneo, que tiene como objetivo crear espacios de participación. La actividad es organizada por la Dirección de Cultura.

Los encuentros se realizarán cada fin de semana. Tanto los géneros musicales como los artistas variarán.
 
Incentivar a la comunidad cipoleña a recuperar los espacios públicos y crear escenarios alternativos para los artistas locales y regionales es el objetivo del ciclo del Ateneo, una iniciativa de la Dirección de Cultura Municipal que se puso en marcha ayer por la tarde en el parque Rosauer, con la participación de decenas de vecinos.
El sector conocido como El Rincón de los Abuelos fue el epicentro del primer encuentro que tuvo como protagonista el folklore.
El inicio del ciclo cultural estuvo acompañado por un clima placentero, que ayudó a que las personas se acercaran al lugar, en donde pasadas las 15 comenzaron a sonar diferentes ritmos tradicionales.
La actividad es coordinada por las áreas de Danza y de Música del Municipio, a cargo de Francisco Ruiz y Ariel Ávalos. En las próximas citas irán variando los géneros musicales, con el fin de crear alternativas para todos los gustos, según explicó Ruiz.
Con la misma lógica con la que se llevan a cabo las peñas folklóricas del Centro Cultural, se realiza esta actividad. Son los mismos artistas los encargados de organizar los encuentros y de invitar a sus colegas. En el encuentro inicial, los cipoleños Pili Verón y Pol Soria fueron los encargados de montar la primera velada con grupos musicales y de danzas locales.
La agrupación El Repique Sureño, la escuela de baile Andrés Chazarreta y la Compañía Fortín Sureño fueron los invitados del primer capítulo del ciclo.
 
Un espacio para compartir
La tarde se prestó para que la puesta en marcha de la iniciativa cultural sea todo un éxito. Muchas personas fueron preparadas para la cita, con ponchos, bombachas de gaucho y pañuelos, listos para salir a la pista –improvisada-.
Con el pasar de las interpretaciones musicales de los artistas, se juntó cada vez más gente debajo del escenario, donde se formó una tira de parejas de baile. Vecinos de todas las edades.
Mientras que otros prefirieron ser observadores y con un buen abrigo, unos mates y algo dulce para acompañarlo, colmaron las mesas que hay en el lugar y también en los espacios verdes de los alrededores.

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Dejá tu comentario