El clima en Cipolletti

icon
10° Temp
50% Hum
LMCipolletti

"Chucky", condenado a perpetua

Alex Velásquez Barrientos fue encontrado autor material, penalmente responsable, del homicidio agravado de Agostina Mazzina. Recibió la pena máxima, como pidieron querella y Fiscalía.

Huellas dejadas en la escena del crimen y la imputabilidad dictaminada por peritos resultaron claves para el veredicto.

Alex Velásquez Barrientos, siguiendo un plan, ingresó a la vivienda de Agostina Mazzina mientras dormía, por una ventana del piso superior, y la atacó a puñaladas. Con el deseo de que su víctima sufriera, le asestó numerosos “puntazos” en el rostro y el brazo izquierdo, pero una sola de las heridas lesionó órganos vitales: actuó con alevosía y ensañamiento. Así lo determinaron los jueces Pablo Repetto, Edgardo Albrieu y Guillermo Baquero Lazcano, los integrantes de la Cámara Segunda del Crimen de Cipolletti que  condenaron al único imputado por el crimen de la adolescente a la pena máxima: prisión perpetua, por homicidio agravado.
En la sentencia, los jueces calificaron de "esforzada" la defensa de Alejandro Silva, quien había planteado la inimputabilidad de Velásquez Barrientos y solicitado su absolución. Sin embargo, los magistrados ratificaron el dictamen de la junta médica. El defensor oficial había cuestionado la existencia de contradicciones entre los peritos y se apoyó en estudios que afirman que un psicópata es inimputable. "La verdad es que existe doctrina que va en el sentido indicado por el defensor, aunque es muy minoritaria, y restrictiva no siendo de aplicación al presente caso", respondieron los jueces en la sentencia. La elección del momento, la forma en la que actuó y en la que se deshizo del arma homicida y la ropa (la incendió), dan cuenta de que comprendía sus actos y que los direccionó, primero para lograr su objetivo homicida y, luego, para intentar evitar ser responsabilizado por el hecho.
 
Autoría y alevosía
Descartada la inimputabilidad, los jueces debían resolver si  Velásquez Barrientos había cometido el crimen o no. "Adelanto que la prueba en su contra es abrumadora", expresó Repetto, antes de fundamentar su voto. Además,  destacó el trabajo de la Policía Científica, puesto que fue el análisis de dos huellas las que sustentaron el fallo.
"Resulta injustificable la presencia de rastros frescos, tanto de sangre como dactiloscópico sobre el tejado y frente al sitio de ingreso (ventiluz), tornándose indicios unívocos de presencia, oportunidad y de autoría. Ello, en razón a que los cortes en las manos se los produjo necesariamente durante el ataque a la víctima", se consignó en la sentencia. En la ventana quedó la huella dactilar de Velásquez Barrientos, mientras que en el pilar de luz, su marca de sangre.
Por último, los jueces analizaron si los agravantes de alevosía y ensañamiento de la requisitoria a juicio se correspondían con los hechos. De ello dependía que la sentencia fuese la pena máxima, como habían solicitado Jorge Crespo (abogado querellante) y José Rodríguez Chazarreta. El seguimiento efectuado, la indefensión de la víctima y la cantidad de heridas cortantes fueron considerados probatorios de los agravantes.
Así, a menos de un año del homicidio de la joven, Alex Velásquez Barrientos fue condenado a prisión perpetua por el hecho. Ni el condenado, ni su abogado estuvieron presentes en la lectura de la sentencia, ni se anunció si la condena será casada por la defensa. De no presentarse el recurso, la sentencia quedará firme y el autor deberá pagar su crimen con la pena máxima.

Satisfacción de familiares de Agostina

Su madre pidió que cumpla toda la sentencia "en la cárcel".
 
La lectura de la sentencia se inició por el aspecto resolutivo, es decir, la decisión del tribunal. Así, los familiares y amigos de la joven Agostina Mazzina que colmaron la sala de audiencias del Tribunal cipoleño recibieron rápidamente la noticia que esperaban. "Estoy conforme, es lo que aguardaba. Siempre confié en la Justicia, desde el primer día, porque el juez (Gustavo Herrera) y la Policía hicieron todo lo que pudieron", expresó Alicia Fernández, mamá de la adolescente asesinada el 31 de enero.
Fernández pidió que "ahora cumpla la condena, que esté todo el tiempo en la cárcel. Si los Legisladores tienen que cambiar las leyes, que lo hagan. Porque la Justicia no puede hacer lo que no está escrito".
Además de allegados a la familia estuvieron presentes autoridades municipales de Fernández Oro y referentes de los Familiares del Dolor.

Dejá tu comentario