El clima en Cipolletti

icon
Temp
66% Hum
LMCipolletti

Caso Palma: piden 10 años de cárcel para el asesino

El fiscal consideró que fue un homicidio simple, mientras que la Defensa aseguró que hubo legítima defensa y reclamó la absolución.

No se discutió la autoría material de los disparos por parte de Luis Mora.
 
Los jueces de la Cámara Criminal Primera deberán decidir si el ataque a balazos de Luis Mora contra Claudio Palma fue un acto de legítima defensa o un homicidio simple agravado por el uso de arma de fuego. Según su conclusión, el implicado será absuelto o purgaría 10 años y 8 meses de prisión efectiva. El juicio por el crimen ocurrido en Costa Norte llegó ayer a su fin con la declaración de tres testigos y la realización de los alegatos de las partes, que se centraron en la actitud del imputado durante una pelea para efectuar sus solicitudes de condena.
Para Ricardo Maggi, fiscal de Cámara, durante el proceso se comprobó que “no hubo legítima defensa, ni exceso de la misma, porque no se comenzó el acto de manera justificada. Mora disparó tres veces y todas las heridas pudieron resultar mortales. Estamos ante un homicidio simple agravado por el uso de armas”.
El representante del Ministerio Público contempló que Mora no tiene antecedentes y que se mostró arrepentido de lo sucedido para solicitar la sentencia mínima para ese delito: 10 años y 8 meses de prisión efectiva y reclamó que sea encarcelado tras la lectura de la sentencia.
El joven de 20 años, quien llegó en libertad al juicio, estuvo ayer presente en la sala de audiencias y, tras los alegatos, pidió entre lágrimas: “Que se haga justicia, yo lo hice para defender a mi familia”.
Los jueces Álvaro Meynet, Santiago Márquez Gauna y Alejandra Berenguer darán a conocer la sentencia el viernes 19, a las 12.30.
 
Legítima defensa
El imputado había reconocido haber disparado a Banana Palma, por lo que la autoría material del crimen no fue discutida durante los alegatos. La motivación y su encuadre legal fueron los puntos de discrepancia entre las partes. Según estimó Maggi, la víctima golpeó a una mujer y al victimario y agredió a la madre del joven e instantes más tarde llegaron los disparos. “No existió defensa, salió de la casa y le disparó a un hombre ebrio, por la espalda y a quemarropa, cuando había mucha gente que podía evitar una agresión grave” por parte de Palma, manifestó.
Por su parte, el defensor oficial Juan Pablo Piombo, reclamó que su representado sea absuelto. “La Fiscalía propone que si alguien entra a mi casa, le pega a mujeres y me tira un botellazo yo no tengo que hacer nada”, cuestionó.
El abogado consignó los supuestos legales que permiten repeler una agresión, y consideró que el caso de Mora reúne los requisitos. Sostuvo que durante el debate quedó probado que hubo agresión ilegítima hacia él, familiares y dentro de su propiedad. También, que Mora no provocó el episodio.“Él no hizo nada, estaba dentro de su casa cuando Palma comenzó a golpear a una mujer”, detalló.
Piombo admitió que la condición restante es la clave del análisis del debate. Se trata de la “necesidad racional del medio empleado” para repeler una agresión. El defensor sostuvo que Palma estaba armado (con un destornillador) y explicó: “Mora quiso esconderse dentro de su casa, dispararle no fue su primer intención. Como no pudo, en un contexto de gritos y angustia, desesperado buscó un arma y le disparó”.
Al garantizar el derecho a defensa propia, el Código Penal contempla que la fuerza utilizada debe ser proporcional a la del agresor al que se intenta detener. En su alegato, Maggi resaltó que no hay constancias de que la víctima tuviese un destornillador y que fue atacado “siempre por la espalda”.

Los testigos confirmaron circunstancias en torno al crimen
Las tres declaraciones testimoniales recepcionadas ayer por los jueces fueron concluyentes para eliminar dudas respecto de las circunstancias en las que se produjo el crimen de Claudio Palma. A pesar de mínimas diferencias en los relatos, se pudo establecer que un grupo de personas se reunió a beber en la casa de la familia Mora, el domingo 6 de noviembre de 2011. Palma comenzó a discutir con una joven y la habría agredido, por lo que Luis Mora intercedió y le reclamó que se fuera de la casa y Banana, quien estaba alcoholizado y, posiblemente, drogado, también le pegó. La secuencia derivó en una lucha de la víctima con un tío de Lucho y el joven disparándole.
“Éramos amigos íntimos, siempre nos reuníamos”, dijo Rolando Palma, quien fue trasladado desde el Penal de Roca para testificar en el juicio por el crimen de su hermano. El joven se había alejado de la vivienda minutos antes de la agresión y, al regresar, lo informaron del asesinato. “Me dijeron que habían disparado desde las chacras y recién al otro día me enteré lo que pasó. Yo no puedo culpar a nadie, porque no vi (los disparos). Supongo que habrá sido un accidente, que no lo quiso matar porque era su amigo”, agregó.
Antes, había declarado una mujer cuyo ex marido trasladó a la víctima al hospital, que no aportó mayores detalles. También se presentó una mujer, cuya identidad se mantuvo bajo reserva, que confirmó que Palma había bebido alcohol y se encontraba muy violento. Además habría asegurado que el imputado no participó de la ingesta de bebidas.

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Dejá tu comentario