El clima en Cipolletti

icon
22° Temp
17% Hum
LMCipolletti

Cansados de los robos cerrarían sus comercios

En barrios San Pablo y Brentana preocupan los numerosos asaltos en algunos negocios.

"Vivimos para pagar la seguridad que necesitamos para evitar" ser blanco de nuevos delitos.
 
Comerciantes de los barrios San Pablo y Brentana denunciaron que en los últimos meses han sufrido varios robos y que frente a esta situación la Policía no les ha brindado la seguridad que exigieron. En ninguno de los casos se logró dar con los delincuentes e inclusive sospechan que se trataría de los mismos ladrones. Por ello, hasta contemplan abandonar la actividad.
“Vivimos para pagar la seguridad que necesitamos para evitar ser asaltados, pero ni así hemos logrado impedir que nos ataquen”, comentó Renata Bruno, propietaria de la farmacia Apothekaria, que se encuentra sobre calle Kennedy al 246 y sufrió cuatro delitos en menos de siete meses.
La mujer relató a este diario que el último ocurrió el martes cerca de las 17.30. El negocio cuenta con un timbre eléctrico para evitar el libre ingreso de personas, pero cuando la víctima vio al joven le abrió ya que no le resultó sospechoso. “Estaba muy bien vestido y en ningún momento creí que se trataba de un delincuente”, aseguró la comerciante.
Apenas entró, el hombre le apuntó con un arma de fuego y le exigió el dinero. Le entregó unos 400 pesos y el ladrón le reclamó que le diera más. “Me llamó la atención que me pidiera lo que guardo en un cajita ya que en el robo anterior fue de ahí que saqué lo que tenía y le di al asaltante. Es muy probable que entre ellos se conozcan”, argumentó Bruno. Pese a la insistencia del sospechoso, la farmacéutica le aseguró que no tenía más efectivo y este huyó.
En la esquina era esperado por otra persona a bordo de una motocicleta en la que se fugaron, según pudo observar la víctima. “Los vemos que se dirigen hacia el sector de las tomas, pero no sabemos de dónde son. No creemos que sean del barrio”, comentó la damnificada.
Los otros tres robos ocurrieron en octubre del año pasado, el 27 de marzo y el 23 de abril. En esa oportunidad, los dueños de la farmacia, decidieron cerrar la agencia de Pago Fácil con la que contaban ya que habían consideraron que podría llegar a ser una de las causas por las que eran constantemente asaltados. De todas formas, volvieron a robarles.
Ante la situación colocaron cámaras de seguridad y durante gran parte del día cuentan con un policía que custodia el comercio, pero ni siquiera todas esas medidas han evitado nuevos episodios de violencia.
 
Otro blanco
A unas tres cuadras de Apothekaria, sobre calle Naciones Unidas, se encuentra la vinoteca “Entre tintos y blancos”, que abrió hace seis meses. Al igual que la propietaria de la farmacia, su dueña aseguró que ya están cansados de los robos y que no saben qué medidas tomar para evitar ser blanco de los delincuentes.
“Ya no sabemos qué darles. La primera vez se llevaron 5 mil pesos, en la segunda dos mil, además de los celulares y otras pertenencias, pero cada vez te piden más. Agradezco que no nos hayan hecho nada”, aseguró María Soledad Díaz.
La mujer comentó que quienes la asaltaron iban bien vestidos y luego de que les abrieran a través de un portero eléctrico, sacaron sus armas y la amenazaron. Huyeron a bordo de una moto.
“Una vez se olvidaron un casco. La Policía levantó las huellas. Saben quiénes son, pero me dicen que si no los agarran en el momento no pueden hacer nada y mientras tanto a nosotros nos siguen atacando”, concluyó Díaz. La comerciante fue asaltada el 15 de febrero y el viernes pasado. Aseguró que evalúa la posibilidad de cerrar el negocio si vuelve a ser víctima de un delito.

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Dejá tu comentario