El clima en Cipolletti

icon
19° Temp
81% Hum
LMCipolletti

Caminar la historia

Liliana Fedeli presentará en la 9ª Feria del libro de Cipolletti el trabajo donde aborda la gesta de 1969 conocida como el Cipoletazo. Será el sábado a las 19 en el Círculo Italiano.

Neuquén > “Es importante conocer el pasado para entender el presente y poder hacer proyecciones de futuro”, argumenta Liliana Graciela Fedeli, profesora especializada y doctora en historia regional, quien el sábado próximo estará presentando durante la 9ª Feria del Libro la segunda edición de “Cipolletti, una comunidad en acción. ¿Conflicto social o pueblada?”. Allí analiza los acontecimientos desatados el 12 de septiembre de 1969, conocidos como el Cipoletazo (escrito con una sola L, porque proviene de la palabra cipoleños no de Cipolletti).
La publicación, de la editorial universitaria Educo (UNCo) y declarada de interés nacional a través de un decreto del Senado de la Nación, es una de las pocas obras encargadas de sistematizar este importante suceso de la historia regional. Para la autora fue el más importante desde la fundación de la ciudad en 1903 y antecedente de revueltas -con motivaciones, sujetos y actores sociales diferentes- como las de Cutral Co y Plaza Huincul de 1997.
El libro está basado en una primera investigación que Fedeli realizó para su especialización. Parte, según explicó, “de la hipótesis de que el Cipoletazo fue una pueblada en defensa de los auténticos valores de una sociedad organizada en su plena autonomía para revalorizarlos de hecho y de derecho. Y que tuvo un protagonismo masivo: que fue hecha por actores sociales variados. Desde el comerciante, el chacarero y el estudiante, hasta el peón de chacra o el obrero, además de las juntas vecinales, con sus jefes. Eso es fundamen

tal para demostrar esta hipótesis y para diferenciarlo de otros acontecimientos como el Cordobazo o el Rosariazo, realizados netamente por sectores juveniles y obreros”.
 
En contexto
En tiempos de una convulsionada Argentina y bajo el régimen de la dictadura burocrática y represiva de Juan Carlos Onganía, enviados del gobierno provincial rionegrino intervienen la ciudad e intentan remover de su cargo al comisionado municipal Julio Dante Salto. El detonante fue el cuestionamiento por parte del mandatario comunal respecto de la iniciativa provincial de construir un puente sobre el río Negro a la altura de Paso Córdova que llegaría hasta Bariloche por territorio rionegrino, dejando afuera a las localidades ubicadas al Oeste, entre ellas Cipolletti. Esta medida ameritaba, por parte de Salto, dos grandes objeciones, según resaltó la historiadora: la preferencia de que el dinero fuera destinado a la construcción de viviendas. Y después que, desde una “visión geopolítica”, la medida atentaba claramente contra el crecimiento que se daba entre el eje Cipolleti/Neuquén.
“Pero además, el hecho de que después viniera (Alejandro Agustín) Lanusse y se impulsara la búsqueda de una salida democrática, hacía ver a Salto como un referente posible para gobernador de Río Negro”, resaltó Fedeli.
 
El clima
En vistas de estos acontecimientos y en el marco de una década poblada de utopías y rebeldía, signada por el Mayo Francés del ‘68 y gestas de distinto carácter político como el Cordobazo y el Rosariazo, el pueblo salió a la calle en defensa del jefe comunal. “Hubo mucha gente detenida, toque de queda y todas las características de una ciudad sitiada”, sintetizó la investigadora.
“La mayoría lo recuerda como un respuesta masiva por parte de los habitantes a la convocatoria de la defensa de los fueros de la ciudad. Según testimonios de vecinos y los oficiales, todo indica que esta reacción popular se produjo de manera espontánea y que el pueblo logró una revalorización de los intereses comunitarios defendiendo al gobierno municipal”, expresó la historiadora, y agregó que: “Se buscó la dignidad, la libertad y los derechos aún en una situación crítica nacional de peligro. Aun en medio de eso, los cipoleños querían escribir su destino, sin  injerencias de ningún tipo”.
 
Fuentes
Caracterizado por la multiplicidad de actores que participaron, medios de comunicación como LU19 y el programa Telesíntesis de Canal 7 de Neuquén tuvieron un papel relevante alertando a la población sobre la intervención, primero, y luego “pidiendo mesura y cubriendo los hechos”. Justamente estos archivos, sumados a material gráfico y 17 testimonios orales que están incluidos, constituyeron la fuente de este trabajo de investigación.
La revuelta se extendió a lo largo de 21 días y culminó con la renuncia del interventor provincial Figueroa Bunge y la designación en su lugar de Roberto Requeijo, quien, paradójicamente, en el día del aniversario cipoleño llegaría a una salida consensuada que implicó la dimisión de Salto y el ingreso del Dr. Alfredo Chertrudi en su lugar.
“El triunfo para mucha gente fue total, no sólo porque se logró mantener el criterio de la ciudad ante la prepotencia de otros poderes, además de hacer aflorar facetas de valor y protagonismo que quizás ni los propios actores conocían, sino porque se dio una salida consensuada. Y a pesar de la renuncia de Salto, desde ese momento la ciudad comienza a demostrar que puede ser protagonista”, finalizó Fedeli, que sobre la presentación de este trabajo resaltó “Lo importante es que hay un reconocimiento. Sabía que iba a tener ingerencia, porque Cipolletti es memorioza en ese sentido. Además este hecho no esta tan atrás como para no recordarlo, hay mucha gente que participó que esta  viva”.

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Dejá tu comentario