El clima en Cipolletti

icon
22° Temp
43% Hum
LMCipolletti

"Buscamos priorizar y dar certezas"

El tesorero de la provincia, Isaías Kremer, calificó de "descalabro" la situación heredada de las cuentas públicas y dijo que ante ese panorama se trata de programar y equilibrar las finanzas.

El cipoleño sostuvo que es una responsabilidad histórica la de sacar adelante Río Negro, pero enfatizó que se vive "un momento difícil".
 
El responsable de la Tesorería provincial, Isaías Kremer, manifestó que las cuentas heredadas de la administración radical de Río Negro estaban en una situación de “descalabro” tal que, en la actualidad, se realizan los máximos esfuerzos para salir adelante, con medidas que apunten al equilibrio y a tornar previsible la realidad económica-financiera del Estado.
El cipoleño, quien fuera durante años responsable de  Economía y Hacienda de la comuna, se desempeña hoy en un puesto clave del gobierno provincial, de la mano de quien fuera su jefe político en la ciudad, el ex intendente Alberto Weretilneck, actual mandatario rionegrino.
En una entrevista con La Mañana de Cipolletti, el funcionario hizo un repaso de las dificultades que se siguen afrontando en materia financiera y destacó las políticas que vienen instrumentando el gobernador y su gabinete en procura de encauzar los números públicos.
 
¿Cómo se encuentra Río Negro en sus cuentas públicas?
La provincia está en una situación heredada muy difícil pero no por ello no se va a poder salir de la misma. Hay que tener paciencia, se está trabajando fuerte en todos los sectores para poder equilibrar esto que fue un descalabro, así directamente. La responsabilidad que uno tiene dentro de la Tesorería es, además de la implícita, el trabajo, una responsabilidad histórica. Una responsabilidad derivada del trabajo histórico que tienen el gobernador y todo el gabinete. Es un momento muy difícil para Río Negro y se está trabajando fuerte para mejorar.
 
¿Cuál es el principal trabajo que ha debido encarar?
Lo que ha habido que hacer, fundamentalmente, en la Tesorería es ordenar y programar los pagos y los flujos financieros, en función de la política pública que impulsa el gobernador y el gabinete. No se pueden manejar recursos si no se tiene en claro cuál es la política pública que el gobernador lleva a cabo, esto es fundamental en todas las áreas de economía y de manejo económico-financiero. Estoy trabajando mucho en priorizar y programar, en esta escasez de recursos, que es más escaso aún en lo financiero, en función de las prioridades de esta política. Salud, Educación, Justicia son claves. Son las prioridades básicas.
 
¿De qué manera?
Estamos haciendo que en el caso de los comedores escolares, por ejemplo, y de todo lo que es salud y educación tengan la prioridad que deben tener. Al Ipross, por caso, le estamos siendo puntuales y transfiriéndole lo que sea necesario transferir. Pero eso lleva mucho tiempo, hablar con cada uno de los sectores para consensuar y poder entonces hacer una programación financiera. Esto es lo que permite salir adelante. Se está trabajando fuertemente en todo esto y presupuestariamente se está equilibrando. Pero lo que se heredó, este descalabro financiero y el uso de los recursos para cualquier cosa va a llevar un tiempo más superarlo.
 
El gobernador Weretilneck se ha pronunciado por una gran austeridad en todas las áreas.
El trabajo de la Tesorería tiene que ver con la última etapa del proceso. Lo que sí, uno tiene que manejarse en función del recurso con que se cuenta, de cómo usarlo, y ver las prioridades, sin dejar de cumplir con otros proveedores, desde ya. Estamos, en este sentido, tratando de dar certeza a los contratistas, a los proveedores, a los municipios, diciéndoles el día en que van a cobrar. Así tienen certeza. Tengamos en cuenta que tanto contratistas como proveedores tienen obligaciones con la gente, tienen sueldos a pagar. A lo que apuntamos es a ser previsibles. Lo que se puede se puede, lo que no se puede no se puede y lo decimos. Les decimos, por ejemplo, que no podemos hoy pero que vamos a poder dentro de ocho días porque vamos a tener los recursos para cobrar.
 
¿Están ingresando bien los recursos de Nación?
Sí, están entrando. En coparticipación hay un leve aumento, en regalías también, lo que hay que trabajar mucho es con los impuestos provinciales. Sobre todo, en cuanto a lo que tiene que ver con el recupero de deudas. No había cultura de pago, no hay cultura de pago, entonces estamos trabajando en esto. Lo que vi en la Tesorería, y en eso estamos trabajando, es que los proveedores y contratistas que tenían que cobrar, por decir algo, uno o dos millones de pesos, debían cobrar pero tenían deudas con la provincia. Entonces, es absurdo esto. Estamos trabajando, hay inclusive normativas y todo, y tenemos que compensar. Es hasta antiético que la provincia esté pagando y no cobre lo que le tienen que pagar.

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Dejá tu comentario