El clima en Cipolletti

icon
16° Temp
31% Hum
LMCipolletti

Bronca y dolor en el sepelio de Claudio Araya

Unas 1.500 personas despidieron los restos del hombre asesinado por intentar evitar un arrebato de un motochorro a una mujer.

"Tenemos que buscar que los corazones de quienes quisieron a Claudio no se llenen de odio y de venganza. Debemos buscar paz", dijo un pastor en la ceremonia. 
 
Dolor, indignación y bronca fueron algunas de las sensaciones que vivieron ayer por la mañana familiares y amigos de Claudio Fabián Araya al despedir sus restos. El hombre fue asesinado tras haber enfrentado a un delincuente que había robado la cartera de una mujer.
Alrededor de 1.500 personas se acercaron hasta el cementerio municipal para darle el último adiós.
El cortejo se inició minutos después de las 11. Primero se dirigieron al vivero donde trabajaban Claudio y su hermano Natanael, ubicado en calles Primera Junta y Mengelle, para luego continuar camino hacia la necrópolis local.
Tardaron poco más de una hora y media en hacer el recorrido ya que fue acompañado de muchas personas que por la mañana habían participado de la marcha. En el lugar se vivieron momentos desgarradores. Apenas ingresó el cortejo, los presentes comenzaron a aplaudir en memoria de Araya.
Una de las hermanas de la víctima no pudo evitar romper en llanto y fue así que se acercó hasta el auto que trasladaba el cuerpo del fallecido para acompañarlo hasta donde iba a ser enterrado. Mientras caminaba comentó entre lágrimas que él había muerto con honor.
Debido a la gran cantidad de gente que participó se solicitó que primero entraran los familiares y que luego lo hiciera el público en general. Uno de los pastores de la iglesia a la que asiste la familia Araya inició la ceremonia diciendo algunas palabras. “Tenemos que tener piedad y tenemos que buscar que los corazones de quienes quisieron a Claudio no se llenen de odio y de venganza. Debemos tener piedad y buscar paz”, enfatizó el religioso.
Antes de finalizar el sepelio habló el padre de la víctima, quien también es pastor. “Claudio no ve nuestras lágrimas. Ahora debe estar feliz porque ahora goza de la vida eterna. Tenemos que estar felices por él”, expresó Ernesto Araya.
La esposa e hijos de Claudio tardaron algunos minutos en salir del cementerio. Los últimos en retirarse fueron los más allegados a la víctima.
 
Marcha del dolor
Cerca de las 9 de ayer cientos de personas se concentraron en el vivero. De allí marcharon hasta la Plaza San Martín, donde aguardaron la presencia del intendente, Abel Baratti, quien les había prometido reunirse con ellos a las 10.
La movilización se realizó con total tranquilidad y durante todo el recorrido no dejaron de aplaudir en repudio a lo ocurrido. Algunos vecinos se sumaron en el camino y otros dieron su apoyo desde la vereda y los balcones de sus departamentos.
Cuando se concentraron en el centro de la plaza expresaron toda su indignación. “Queremos que las leyes sean modificadas. No podemos seguir así. No pueden dejar salir a estas personas”, afirmó una vecina. Otros comentaron estar cansados de vivir en una ciudad insegura ya que la mayoría aseguró haber sido víctima de un hecho delictivo.
Durante el acto, Baratti dio algunos detalles de la reunión que mantuvo a primera hora de ayer con el jefe y subjefe de la Policía, Ariel Gallinger y Roberto Stupiniki.
Además, en conjunto con integrantes del Gabinete municipal, concejales, los diputados provinciales Jorge Barragán y Viviana Pereira y vecinos  elaboraron un petitorio en el que especificaron y solicitaron, con urgencia, la implementación de nuevas medidas de seguridad. (Ver recuadro). 

Puntos del petitorio
Mayor presencia policial con personal de calle y con movilidad.
Modificación de la legislación reglamentaria de la ejecución de la pena a los fines de restringir los criterios de otorgamiento del beneficio de salidas transitorias, libertad asistida y demás beneficios a los condenados.
Designación de un juez de ejecución penal para la Cuarta Circunscripción Judicial, con asiento en la ciudad de Cipolletti.
Mejoramiento de los controles a través del Patronato de Liberados y los Gabinetes criminológicos y consejos correccionales.
Modificación y actualización del digesto contravencional en la provincia de Río Negro.
Modificación legislativa del Código Procesal Penal.
Sumar al actual funcionamiento de la central 109 de emergencia de la Municipalidad de Cipolletti, la implementación del 911 como número de llamados para casos de delincuencia.
Difusión de vía de comunicación gratuita y segura de 0-800-333-4124 para denunciar la comercialización de drogas lícitas e ilícitas y trata de personas.
Incorporar personal policial que pueda acceder al centro de monitoreo de cámaras, que posea equipos de comunicación para que informe a las comisarías correspondientes el hecho que acontece. 
Mayor equipamiento de la fuerza policial en la ciudad.

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Dejá tu comentario