El clima en Cipolletti

icon
Temp
92% Hum
LMCipolletti

Bronca e indignación en la Escuela 131

El martes un ventilador de techo cayó sobre una niña de segundo grado y la hirió en una oreja. Padres de la institución reprocharon lo actuado por el responsable del Consejo Escolar Local, Oscar Cifuentes, y pidieron su renuncia.

Desde el Estado provincial se comprometieron a iniciar mejoras en el edificio y garantizaron el comienzo de clases el próximo lunes.
 
Luego del lamentable incidente en el que una nena de segundo grado resultó herida tras la caída de un ventilador de techo, padres, alumnos y docentes de la Escuela 131 marcharon ayer  por la mañana hacia el Consejo Escolar para pedir respuestas a las autoridades.
Allí fueron recibidos por Oscar Cifuentes, referente local de la cartera educativa, con quien tuvieron duros cruces y una intensa discusión.
Además de manifestar su preocupación por las condiciones del edificio de la escuela, ubicado en el barrio Filipuzzi, exigieron la renuncia de Cifuentes.
Luego resolvieron volver a encontrarse por la tarde, esta vez en el establecimiento educativo, ubicado en calle Saavedra 125, para realizar una inspección ocular y decidir de manera conjunta si debía suspenderse el ciclo lectivo.
Hasta allí se dirigieron todos nuevamente y alrededor de las 17 mantuvieron un encuentro más intenso incluso que el de la mañana.
Además de funcionarios de Educación, se hicieron presentes representantes del Ministerio de Obras y Servicios Públicos.
Según se acordó en la reunión, el lunes se retomarían las actividades. Hasta ese día, desde el Estado provincial se comprometieron a verificar y hacer un relevamiento de las instalaciones eléctricas y de gas, a arreglar baños, puertas y persianas, y a quitar todos los ventiladores de techo. El objetivo es concretar un plan de contingencia con la empresa de mantenimiento contratada para tal fin, para salir del estado de emergencia en el que se encuentra la institución, y garantizar de esa manera la seguridad dentro de las instalaciones.
Asimismo, aseguraron que continuarán con un proyecto de reformas de fondo, donde se prevén obras de refacción de cuestiones estructurales que comenzarán a realizarse más adelante. Algunas de estas tareas se iniciarán durante la Semana Santa y las vacaciones de invierno.
 
Momentos de tensión

“Ahora dicen que van a arreglar todo, cuando tuvieron tres meses para hacerlo, pero no, tienen que esperar a que empiecen las clases, se caiga un ventilador en la cabeza de una nena y ahí recién actúan”, recriminó una iracunda madre.
El blanco de las más duras acusaciones y denuncias por parte de los presentes fue Cifuentes, a quien le imputaron no haber cumplido con los deberes de funcionario público.
Mientras que un grupo mayoritario comenzó a pedir, a coro, la renuncia inmediata del funcionario.
La comunidad educativa de la 131 se mostró unida y los padres defendieron lo actuado tanto por el equipo docente como por directivos.
En ese sentido, señalaron que el referente local del Consejo Escolar había realizado una denuncia penal por “sabotaje” en el edificio. Esta situación generó mucha bronca e impotencia, principalmente entre las maestras, varias de las cuales no ocultaron su estado de ánimo prorrumpiendo en un mar de lágrimas.
Cifuentes, por su parte, negó tal versión de los hechos, explicando que su denuncia fue por   "ataques a la propiedad pública".

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Dejá tu comentario