El clima en Cipolletti

icon
Temp
58% Hum
LMCipolletti

Batalla entre policías y jóvenes

El barrio 1.224 Viviendas fue testigo del enfrentamiento que surgió cuando efectivos de la Comisaría 79 quisieron disuadir a cuatro sujetos que habrían estado ebrios.

El disturbio se produjo a las 8, en cercanías de un establecimiento escolar. Los demorados quedaron en libertad alrededor de las 11 de ayer.

La mañana fue convulsionada, ayer, en el barrio 1.224 Viviendas. Siendo las 8, un par de efectivos pertenecientes a la Comisaría 79, que se encontraban haciendo prevención, detectaron a cuatro jóvenes, tres mayores y un menor de 14 años, en importante estado de ebriedad en la esquina de Manuel Estrada y Turrín. El encuentro derivó en una trifulca en la que los policías fueron apedreados desde diferentes lugares y debieron solicitar apoyo. Después de unos minutos, los alborotadores fueron detenidos. Alrededor de las 11, recuperaron su libertad, previa reunión con Promoción Familiar y los familiares, con el fin de que estos últimos adopten medidas para evitar que se vuelva a repetir la situación.
La turbulenta situación se desató cuando dos efectivos de la Comisaría 79 quisieron cumplir con su deber. Al intentar disuadir a los jóvenes que estaban bebiendo en la vía pública, fueron agredidos verbalmente, mientras les arrojaban distintos elementos. Frente el crecimiento de la violencia, los policías solicitaron apoyo del personal de calle y de unidades móviles. Fue así que se hizo presente un patrullero al cual le destruyeron el parabrisa.

Incontrolables
Al desatarse una batahola, se requirió mayor presencia policial dado que el número de agresores aumentó. También se hizo presente en el lugar, el responsable del Juzgado de Instrucción Nº 6, Gustavo Herrera, quien logró aplacar los ánimos.
Finalmente, fueron detenidos los jóvenes a quienes se quiso disuadir inicialmente. Los mismos fueron trasladados hasta el Juzgado, donde se realizaron los estudios correspondientes.
Alrededor de las 11, todos habían recuperado su libertad, luego de un encuentro entre el Subcomisario Paillalef, titular de la Unidad 79, Promoción Familiar y los familiares de los demorados.
Además, una de las madres radicó una denuncia en la Fiscalía Nº 2 a cargo de Oscar Cid por abuso de autoridad. En tanto que desde la comisaría, que resultó con varios efectivos heridos y un patrullero dañado, estimaba realizar la denuncia por daños calificados, lesiones y por amenazas recibidas.
Sobre lo acontecido, Paillalef manifestó: «Esto es el resultado de lo que nos toca vivir en el nivel social, como el alcoholismo». Luego agregó: «En el barrio hay gente muy buena y otros que no hacen nada. Pero también es un problema que tiene que ver con la falta de valores y la ausencia de responsabilidad por parte de los padres».

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Dejá tu comentario