El clima en Cipolletti

icon
20° Temp
24% Hum
LMCipolletti

Bañistas eligen el tercer puente como alternativa

Familias y grupos de jóvenes se acercan diariamente allí para pasar la tarde y refrescarse.

La mayoría lo hace en bicicletas o motos, ya que el camino fue cortado un kilómetro antes del río para que no circulen autos.
 
Los intensos calores agobian a la ciudad y muchos vecinos, principalmente jóvenes, se acercan a cualquier torrente de agua que les permita refrescarse un poco.
Algunos optan por ir a complejos privados con piletas o clubes, aunque la mayoría lo hace en canales y en el río. En esta temporada, uno de los lugares que ganó una importante cantidad de adeptos es el río Neuquén, en el sector del tercer puente.
Allí llegan todas las tardes grupos familiares y adolescentes a disfrutar de un momento de esparcimiento. Sin embargo, hace un tiempo que arribar a esa zona no es una tarea fácil, más si se lo intenta hacer desde Cipolletti. Y es que casi un kilómetro antes del destino, instalaron un improvisado pero inmovible obstáculo que impida la circulación de vehículos.
A pesar de esa eventualidad, muchos se acercan a pie, en bicicleta y en moto, mientras que otros lo hacen en autos y camionetas, pero deben atravesar por chacras de la zona.
El tercer puente es una larga demanda de los pobladores de la zona, obra que se inició hace tiempo y que su culminación e inauguración continúa postergándose. Hoy no se puede usar para la circulación vehicular, pero los jóvenes lo adoptaron como un entretenido trampolín del que se arrojan al agua experimentando una satisfacción alimentada por la adrenalina.
“Nosotros venimos cuando podemos, está piola porque no hay mucha gente, es tranquilo, nadie te molesta, además el agua está buena, un poco más oscura esta semana, pero con tanto calor igual viene de diez”, manifestó un adolescente, que minutos antes se había arrojado al río desde la rama de un árbol, a una altura aproximada de 5 metros.
Pero no sólo de arriesgados clavadistas está compuesta la concurrencia del balneario clandestino, sino que es común la llegada de familias con menores y hasta mascotas, con una heladerita en la que trasladan bebidas y alimentos para consumir durante la jornada.
No hay lugares públicos habilitados en la ciudad para poder arrojarse un chapuzón y refrescarse. Las temperaturas agobiantes del verano complican aún más la situación, y la necesidad de la concreción de los piletones municipales anunciados por la comuna es más acuciante.

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Dejá tu comentario