El clima en Cipolletti

icon
Temp
49% Hum
LMCipolletti

Atropelló y huyó, pero lo detuvieron porque taxistas lo persiguieron

Un joven que regresaba de Neuquén alcoholizado se subió a la plazoleta de la rotonda de las rutas 22 y 151 y chocó a un trabajador que estaba colocando aspersores.

La víctima es un empleado de Caminos del Valle. Está muy grave. Los taxistas siguieron al conductor hasta su casa del barrio Mercantil y la Policía lo llevó preso.
 

Un hombre se encuentra en grave estado de salud luego de haber sido embestido por un auto. El conductor atropelló a la víctima y huyó, pero gracias a que fue perseguido por una decena de taxistas se pudo dar con él. La Policía lo detuvo en su casa.  
Se le realizó un test de alcoholemia que habría dado positivo y quedó alojado en la Comisaría 24.
El trágico accidente ocurrió ayer a las 9 en la rotonda en la que confluyen las rutas 22 y 151, según informó Raúl Fuentes, a cargo de la Regional Quinta.
La víctima, de 49 años, es empleado de la empresa Caminos del Valle y cuando fue atropellado se encontraba colocando unos aspersores. La maniobra que realizó el conductor fue tan inesperada que el trabajador no tuvo tiempo de hacer nada.  
Testigos del incidente indicaron que el automovilista transitaba a alta velocidad y que al querer esquivar a otros vehículos maniobró bruscamente perdiendo el control. Terminó subiéndose a la plazoleta donde se encontraba el hombre y lo atropelló. Luego huyó por calle Pacheco. Se supo que iba acompañado de dos amigos, a quienes dejó durante la persecución.
Varios taxistas que circulaba por el lugar y que vieron cómo el hombre había sido impactado salieron a la siga del conductor. Por varias cuadras lo persiguieron. Recién en el barrio Mercantil lograron dar con él, mientras una ambulancia trasladaba a la víctima.
El joven se escondió en su vivienda pero los taxistas aguardaron afuera de la casa hasta que llegó la Policía y lo detuvo.
Según informó Fuentes, el golpe que recibió el hombre fue muy fuerte. “Sufrió serias lesiones internas, por lo que su vida se encuentra en peligro”, concluyó el jefe de la Regional Quinta.
 
Auto secuestrado
El joven, de 22 años, fue detenido y trasladado a la unidad del barrio Don Bosco. Se le informó de la causa en su contra y también se le realizó un test de alcoholemia. Su auto, un Fiat Palio, color rojo, fue secuestrado y permanecerá en la comisaría hasta que los peritos analicen el vehículo.
A simple vista se puede observar el fuerte golpe ya que el capot quedó abollado. Se supo que el conductor vive en esta ciudad y que regresaba de la vecina capital.

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Dejá tu comentario