El clima en Cipolletti

icon
Temp
50% Hum
LMCipolletti

Atraparon a un estafador cipoleño en Neuquén

Fue luego de cobrar 2.000 pesos a un comerciante al que venía extorsionando.

Se trata de Peky Bastonero. Le decía a la víctima que era de Quebracho y que si no le pagaba, le romperían sus negocios. Tiene condenas por delitos similares.

Un paciente seguimiento de los efectivos de la Brigada de Investigaciones de la Comisaría Tercera de Neuquén permitió la aprehensión de un conocido estafador cipoleño.
El procedimiento se concretó ayer por la mañana y el delincuente recuperó la libertad en la tarde por disposición judicial.
El hombre que fue apresado in fraganti luego de cobrar una suma de 2.000 pesos de parte del responsable de una pescadería es Oscar “Peky” Bastonero, de 35 años.
Como en otras oportunidades, el detenido, que tiene varias condenas por delitos similares, se apersonó en el centro de Neuquén para negociar el pago de una importante suma de dinero. Las fuentes puntualizaron que se contactó con la víctima en marzo y que, partir de ahí, inició una seguidilla de extorsiones.
La Policía provincial pudo comprobar que Bastonero se hacía pasar por integrante de la agrupación política Quebracho y que, mediante este ardid, atemorizaba al dueño del comercio asegurándole que si no cumplía con los aportes semanales sufriría inmediatas represalias en dos locales: uno ubicado en la zona céntrica y otro, sobre calle Combate de San Lorenzo.
De esta manera, el estafador habría logrado apropiarse de sumas de 500, 1.000 y hasta 5.000 pesos. Para intimidar a la víctima, no tenía horarios y una madrugada la llamó para solicitarle 2.000 pesos de manera urgente “porque sino te van a reventar el negocio de Combate”.
Por temor, la persona intimidada prefirió no hacer la denuncia aunque la revelación a su madre de lo que estaba sucediendo derivó en una exposición policial de la mujer.
Las fuentes destacaron que el denunciante describió el acoso permanente del estafador y que había empezado con pedidos menores de 100 ó 500 pesos destinados a un comedor para niños que atendían los integrantes de Quebracho. Sin embargo, el detenido fue variando sus intenciones y lo empezó a llamar todos los días para que “colabore” con sumas más altas.

Pruebas contundentes y liberación
La Policía neuquina no dejó de lamentar la orden del Juez de turno, Marcelo Benavides, quien dispuso la liberación de Oscar Alfredo Bastonero tras una revisación médica. Más allá de que el delito cometido sea excarcelable, esperaban otra resolución ante un conocido reincidente.
Las pruebas que lo vinculan a la estafa cometida contra el dueño de la pescadería son contundentes debido a que el pago efectuado ayer se hizo con billetes marcados. Sin levantar sospechas, desde la Brigada de Investigaciones de la Comisaría Tercera se resolvió que la víctima acordara con Bastonero un encuentro en Neuquén y que entregue la suma. El cipoleño, ansioso por recibir los 2.000 pesos, llegó hasta la capital en un taxi y luego de apoderarse del dinero, quiso regresar en el vehículo. No contó con el efectivo trabajo de los policías neuquinos, que lo interceptaron, lo demoraron y que, al requisarlo, establecieron que llevaba consigo la plata marcada. Asimismo, se demoró al taxista aunque fuentes policiales indicaron que no tendría vinculación con el imputado.
Los investigadores estiman que la estafa al comerciante neuquino rondó en los 70.000 pesos. Una de las particularidades reveladas por el denunciante fue que, antes sus quejas, Bastonero cambió su discurso y le aseguró que la entrega de las sumas de dinero “es un compromiso, te estamos cuidando a vos”. Cualquier excusa de la víctima, era cortada drásticamente por el estafador que, amenazante, le espetaba: “Los muchachos se van a poner nerviosos”.

Dejá tu comentario