El clima en Cipolletti

icon
15° Temp
43% Hum
LMCipolletti

Asquinazi hará historia mundial

Sebastián participará el próximo sábado de la Copa del Mundo de Half Ironman en Estados Unidos. Es el primer allense en llegar tan lejos en el triatlón olímpico.

Tiene 35 años y hace 20 que está en este deporte. Radicado en Cipolletti espera por un viaje que es un sueño.

Ya hizo historia para Allen y es el momento más importante de su carrera. A los 35 años y luego de numerosos triunfos por todo el país, Sebastián Asquinazi tendrá la chance de mostrar su categoría en el Mundial de Half Ironman 70.3 que se realizará el sábado venidero en Clearwater, Estados Unidos. El destacado triatleta, Top ten argentino entre 1999 y 2000, viajará mañana para estar presente en la exigencia que reunirá 1.9 kilómetros de natación, 80 de ciclismo y 21 de pedestrismo.
El pasaje a la cita ecuménica la obtuvo en el Half Ironman de Pucón en 2008 y a partir de allí comenzó la preparación para su viaje a territorio estadounidense. Una lesión le complicó el trabajo de puesta a punto, pero se repuso y sueña con lograr un buen resultado en la división de 35 a 39 años. «En el paso por el Hombre de Piedra sentí como un hormigueo en la pierna izquierda y luego de estudios se detectó una deshidratación en el disco, con un desplazamiento mínimo que al parecer tocaba un nervio y me generaba muchas molestias. Por suerte no fue algo muscular, pero debí parar un mes. Luego de esos 30 días, la lesión mejoró y reanude los entrenamientos. Quizás no voy a llegar en el porcentaje deseado, pero la experiencia puede ayudar», afirmó Sebastián quien lleva 20 años en el triatlón y será uno de los 18 argentinos que estarán presentes en Estados Unidos en caballeros.
Nacido el 2 de abril de 1974, Asquinazi incursionó en el triatlón gracias a papá Ricardo. A los 15 años, Sebastián ya estaba compitiendo. «Ya en 1992 estaba compitiendo en mi primer medio Ironman en Mar del Plata. Es increíble pensar que pasaron ya tantos años. Para mí, este deporte es mi vocación, pero no se puede vivir de ello. Uno es amateur y divide su tiempo entre los entrenamientos, la familia y el trabajo. Estamos a muchos kilómetros de las pruebas centrales de triatlón, pero uno siempre intenta hacer el esfuerzo para llegar a competir. Está claro que hay diferencias entre un Pro y un amateur, aunque hay que dar lo máximo y confiar en uno. Hay muchos factores que tiene el día de la prueba que puede incidir a favor o en contra. ¿Un sueño? Estar entre los 10 mejores de mi división. Sería espectacular», remarcó el nacido en Allen, radicado hace cinco años en Cipolletti y que trabaja en Neuquén.
Cientos de podios y miles de horas de entrenamiento han pasado en la vida de Sebastián, pero ahora está ante el máximo desafío para su vida deportiva. «Voy a dar lo máximo y ojalá que tenga mi mejor día», concluyó con una sonrisa el experimentado deportista.

Dejá tu comentario