El clima en Cipolletti

icon
Temp
42% Hum
LMCipolletti

Apoyo psicológico para familiares de víctimas

La asociación Familiares del Dolor conformó un grupo de profesionales por la existencia de muchos intentos de suicidio.

Sobrellevar el dolor que provoca la pérdida de un familiar en forma violenta deriva en depresiones, pérdidas de puestos laborales y hasta intentos de suicidios. Así lo aseguraron miembros de la asociación Familiares del Dolor, quienes formaron un grupo de psicólogos para abordar la problemática que atraviesan personas de todo el Alto Valle.
"Cuando se pierde a un familiar se deposita mucha energía en la búsqueda de que se haga justicia. Y después del juicio, todos se encuentran con un gran vacío, con el hijo que no está. Y ahí sobreviene la depresión y se necesita ayuda", dijo Marcelino Oliva, quien encabeza el proyecto de asistencia psicológica junto a Ana Silva Smith, referente del Programa Anti-impunidad en Cipolletti.
De la iniciativa forman parte cinco estudiantes de psicología social, quienes deben completar horas cátedra para obtener su título y colaboran en forma gratuita con Familiares del Dolor. El trabajo de campo es coordinado por una psicóloga clínica, quien tras un trabajo de diagnóstico define los tratamientos a realizar.
Oliva aseguró: "Nos damos cuenta que a veces dentro de las familias no se percatan de la necesidad de asistencia. Cuando los visitamos vemos que los padres descuidan a sus otros hijos por el dolor que sufren por el que perdieron".
Ayudar a las familias a superar esos traumas es el objetivo del proyecto, que comenzó a implementarse hace un mes. "Hay que afrontar esa situación, porque no se puede ignorar la tristeza y la falta de un ser querido. Y los allegados a víctimas con quienes estamos trabajando nos muestran que la iniciativa les sirve", dijo Oliva.
 
Intentos de suicidio
La preocupación de la asociación surgió al conocer la existencia de múltiples intentos de suicidio de padres o hermanos de personas asesinadas. Para resguardar la intimidad de los afectados, se mantienen bajo reserva los nombres de esas personas. "Hay casos de hasta cuatro integrantes de una misma familia que intentaron quitarse la vida. A esa gente es la que queremos ayudar porque habiendo pasado por lo mismo no podemos ignorar lo que les sucede", detalló.
Los psicólogos entrevistan a aquellas personas que soliciten la asistencia y determinan quiénes requieren de un tratamiento prolongado.
El programa se puso en marcha con cinco casos, pero el objetivo es llegar "a todos aquellos que lo necesiten".
La asociación espera poder brindar apoyo a las numerosas víctimas de casos de abusos sexuales y violencia de género. "Muchas veces no quieren hablar con nadie y no logran superar la crisis. Y a través de los profesionales podemos colaborar para que se reinserten socialmente y retomen su vida normal", dijo Oliva.
Los interesados pueden acercarse a la oficina de Familiares del Dolor, en la galería del edificio Cipolletti.

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Dejá tu comentario