El clima en Cipolletti

icon
19° Temp
28% Hum
LMCipolletti

Apedrearon durante horas el Destacamento del Mapu

Fue un acto vándalico del que participaron unos 20 jóvenes. Además, dañaron un transformador y dejaron el barrio sin energía.

Como no había iluminación, los efectivos no actuaron para disuadir a los agresores. "Podíamos herir a un inocente", se expresó.
 
Un policía herido en la cabeza y un vidrio roto fueron los resultados de un extenso ataque a la sede policial del barrio Anai Mapu. Casi por diversión, un grupo de jóvenes atacó a piedrazos la dependencia, en la que había tres efectivos, durante la madrugada de ayer.
Además, antes de iniciar el acto vandálico, provocaron daños en un transformador de energía eléctrica que dejó sin luz al barrio. Por eso, los policías optaron por resistir la agresión sin intentar disuadir a los violentos. "Era muy peligroso tomar una actitud más activa porque lo único que podíamos hacer era efectuar disparos de postas de goma. Y sin visibilidad podíamos herir a algún inocente", dijo el subcomisario Héctor Pérez, de quien depende el puesto policial.
Hechos similares se registraron con anterioridad frente a esa y otras dependencias, generalmente después de la detención de delincuentes. Sin embargo, lo de ayer fue casi por diversión. "Los jóvenes se estaban enfrentando entre ellos en la plaza del Anai Mapu. Y de repente se unieron para empezar a tirar piedras a la unidad", detalló Pérez.
En la sede había tres efectivos de guardia que hicieron algunos disparos al aire para dispersarlos. Sin embargo, "se alejaron y empezaron a arrojar piedras desde unos 100 metros".
Los daños causados fueron menores, según se aseveró. El policía alcanzado por una piedra "no tuvo consecuencias graves".
Lo llamativo fue la duración del episodio, que comenzó aproximadamente a las 3 y se extendió hasta las 6 de la madrugada.
Con respaldo de otras unidades, la Policía había cercado al grupo de violentos (aproximadamente 20) "para que no dañaran propiedades privadas o atacaran a terceros". Pero decidieron no actuar por la escasa visibilidad. Por ello cuando los agresores abandonaron su actitud, no fueron detenidos.
Se presumía que entre los vándalos había menores de edad. Lo que fue otro atenuante "para no salir a disparar balas de gomas a ciegas", según confió una fuente policial.

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Dejá tu comentario