El clima en Cipolletti

icon
21° Temp
20% Hum
LMCipolletti

Anzaldo sumó una nueva pena por el abuso sexual de una de sus alumnas

El ginecólogo de Cinco Saltos recibió una condena de tres años y medio. La víctima era menor de edad al momento de los hechos, que ocurrieron a fines de 2001.

El ginecólogo Carlos Alberto Anzaldo fue condenado ayer a la pena de tres años y medio por haber abusado sexualmente de una paciente, quien además era su alumna.
El cincosaltense ya cuenta con otras dos condenas, de 10 años cada una, por lo que antes de fin de año se espera que los tres fallos sean unificados. La querella adelantó que solicitará 23 años y medio de prisión.
Los hechos por los que fue sentenciado ayer ocurrieron entre noviembre y diciembre de 2001. En esa oportunidad, Anzaldo había sugerido a la víctima que asistiera a su consultorio. La primera vez que la atendió le dijo que estaba embarazada y que para interrumpir la gestación debía colocarle un óvulo. En esa oportunidad la manoseó aprovechándose de su condición de médico y de la confianza por el vínculo.
En la segunda visita que realizó la joven, que en ese momento tenía 17 años, la intentó violar pero no alcanzó a hacerlo. La chica le aseguró que si no la dejaba ir, iba a gritar. Anzaldo había cerrado la puerta de su consultorio con llave pero tras la resistencia de la paciente debió dejarla ir, aunque antes de que se fuera le dijo “bueno, jodete, quedate embarazada”, para que depusiera su actitud.
Unas dos semanas después, la joven intentó suicidarse tomando veneno para hormigas. Fue internada en el hospital de Cinco Saltos, donde la asistieron y le salvaron su vida. Los profesionales que la atendieron también le informaron que no estaba embarazada y que había sido un engaño de Anzaldo para abusarla.
 
Conformidad
El abogado representante de la víctima, Marcelo Hertzriken Velasco, tras conocida la sentencia dijo estar conforme con la condena impuesta.
Velasco acordó con el fiscal Alejandro Silva, en un juicio abreviado, la pena ya que las partes coincidieron en que el delito estaba probado.
“No quisimos ir a juicio porque iba ser revivir una vez más los hechos a la víctima y ella quiere seguir con su vida. Nos pareció una pena justa”, aseguró el abogado, fuera del edificio de Tribunales.
Esta condena se suma a otras dos. La primera fue en 2007 y la segunda en 2012. En ambas oportunidades fue sentenciado por el delito de abuso sexual agravado por ser el encargado de la educación de la víctima.
El modus operandi del profesional fue similar en todos los casos. Aprovechaba el ámbito de la escuela para estrechar los vínculos con sus víctimas y luego las invitaba a que fueran a su consultorio, donde abusaba de ellas.
Las damnificadas eran menores de edad y luego de haber sido abusadas por Anzaldo denunciaron la situación.

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Dejá tu comentario