El clima en Cipolletti

icon
Temp
66% Hum
LMCipolletti

Amenazan al fiscal Cid y a su secretario

El empleado recibió mensajes de texto en su celular y un sobre con el nombre de ambos, que contenía una bala. "Si siguen metiéndose donde no deben, termina mal", decía uno de los SMS.

En Tribunales generó tensión que un trabajador haya sido blanco del mensaje intimidatorio y que se conociera su dirección.
 
"El plomo nos sobra". La amenaza vía celular fue seguida de la aparición de un sobre con una bala calibre 32 en su interior, con los nombres del fiscal Oscar Cid y de uno de sus secretarios, quien recibió las comunicaciones telefónicas y el intimidatorio "correo" en la puerta de su casa. El hecho ocurrió durante el fin de semana, pero trascendió ayer por la tensión generada en Tribunales.
"Es la primera vez que amenazan a un empleado", según precisó Cid.
Tanto jueces como fiscales están habituados a las intimidaciones, o a recibir insultos, en forma personal o telefónica. Pero el hecho, denunciado el domingo, generó alarma porque uno de los blancos fue un asistente del fiscal, que "ni toma decisiones, ni firma resoluciones, más allá de ser un empleado destacado", explicó Cid. Además, quienes profirieron el mensaje mafioso conocían su número telefónico y dirección personal.
El trabajador, de apellido Guerra, comenzó a recibir amenazas el sábado por la noche, aproximadamente a las 22.42. "Si siguen metiéndose donde no deben, termina mal", decía el texto. Él lo respondió mencionando que el emisor se había equivocado de número, algo que rápidamente quedó descartado con la continuidad de los SMS.
En total fueron cinco las comunicaciones: "Dejen de meterse donde no les conviene porque el plomo nos sobra", "Ya van a tener una muestra de que no jodemos" y "Estás muerto, sabelo" fueron los textuales que iban llegando con pequeños intervalos de tiempo.
 
Prueba
A las 6.14 del domingo, al teléfono de Guerra llegó el último escrito, aunque el hombre lo vio varias horas después. "Te dejamos una prueba de que va en serio pelotudo (sic), la próxima van a sentir el plomo". Salió a la vereda y encontró en la reja el sobre. Tenía su apellido y el segundo nombre y apellido del fiscal, escritos con recortes de diarios y revistas.
Todos los SMS fueron enviados desde el mismo teléfono y con errores de ortografía que, se presume, fueron utilizados en forma intencional. Se intuye, también, que el móvil sería robado.
 
Sospechas
"Nosotros tenemos miles de causas y sabemos que algunas rozan al poder, pueden existir sospechas, pero por el momento no hay ningún indicio concreto", aseveró el titular de la Fiscalía 2 de Cipolletti.
En la sede del fuero Penal de la Cuarta Circunscripción, se recordó ayer un incidente con rotura de vidrios y lanzamiento de huevos al frente del edificio poco después de una serie de allanamientos a prostíbulos de la ciudad. El fiscal que investiga esas causas es Cid, quien no vinculó ambos hechos.
El funcionario aportó pruebas para que el hecho sea investigado por su colega José Rodríguez Chazarreta.
Cid consideró: "Esto es una amenaza agravada, porque es anónima, pero en realidad para mí lo que se busca es una coacción para que dejemos de profundizar alguna investigación".
Tras las amenazas, se dispuso de custodia en las cercanías a la vivienda de Guerra, pero no sobre los funcionarios del Poder Judicial. En Tribunales, ayer hubo personas que aseguraron sentirse intimidadas y, otras, que estimaron que el hecho no es más que una de las tantas situaciones atemorizantes que padecen los funcionarios.

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Dejá tu comentario