El clima en Cipolletti

icon
20° Temp
32% Hum
LMCipolletti

Ahora, Zapata fue procesado por una violación en el Tercer Puente

El cipoleño, acusado de matar al odontólogo Parlanti y de abusar de una turista en la Ruta 6, recibió la prisión preventiva por el salvaje ataque a una joven neuquina que acampaba junto a su novio.

El hecho, que incluyó el robo de todas las pertenencias de la pareja, fue en diciembre del año pasado. El delincuente está detenido en Neuquén tras su fuga de Roca. 
 
El cipoleño José Antonio Zapata, imputado por el crimen del odontólogo Héctor Parlanti y por la violación de una turista en la Ruta 6, ahora fue procesado por abuso sexual con acceso carnal a una joven neuquina que acampaba junto a su novio en las proximidades del Tercer Puente.
En este caso, la víctima también habría sido violada por un menor de 17 años, que sería su sobrino, conocido en el ambiente delictivo como “Chuky”.
El salvaje ataque se produjo en la noche del 2 de diciembre del 2011 en una de las márgenes del río Neuquén, a unos 500 metros del Tercer Puente. El adolescente es investigado por el Fiscal de Delitos Juveniles, Germán Martín.
La prisión preventiva fue dictada por el juez de Instrucción Uno de Neuquén, Mauricio Zabala.
La resolución judicial se dio días después de que Zapata fuera recapturado en la localidad de Cervantes por la Policía de Río Negro tras fugarse de la cárcel de Roca, en compañía de otro delincuente de extrema peligrosidad como Alex Velásquez, condenado a cadena perpetua por el asesinato de la adolescente de Fernández Oro Agostina Mazzina.
Actualmente, Zapata se encuentra detenido en una unidad penal de Neuquén, a disposición de la Justicia de la vecina provincia y de dos juzgados penales de Cipolletti y Roca.
Los imputados tenían una técnica criminal definida para perpetrar los abusos sexuales y robos. Se establecían en zonas rurales y desde ciertos sectores controlaban los movimientos de vehículos y las personas que se acercaban a las márgenes de los ríos Neuquén y Limay.
 
Evidencias
El juez sostiene en la resolución que la responsabilidad penal de Zapata está debidamente probada y señaló que su conducta se encuadra en el delito de robo doblemente agravado por el uso de arma blanca y arma de fuego, en concurso real con abuso sexual con acceso carnal agravado por haber sido cometido por dos personas y con armas.
El magistrado probó que Zapata y el menor amenazaron con asesinar a los jóvenes, a quienes tiraron al piso. Después inmovilizaron sus manos a la espalda y cubrieron sus cabezas con las bolsas de dormir.
Luego de asegurar el total control de la situación los depravados arrastraron a la víctima hasta el interior de una carpa, donde la obligaron a quitarse la ropa y a practicarles sexo oral.
Zapata, quien en ningún momento quitó el arma de la cabeza de la chica, finalmente la violó. Luego el menor hizo lo mismo.
 
El robo
Una vez consumado los viles y criminales instintos, la pareja fue nuevamente atada con un cordón. Finalmente, se apoderaron de celulares, zapatillas, prendas de vestir, tarjetas de créditos, una cámara de fotografía digital, una carpa para cuatro personas y una suma de dinero en efectivo.
Para el juez, la participación de Zapata en los hechos es “indudable”. Fue identificado por la víctima en una rueda de reconocimiento. El menor también fue señalado sin duda alguna, en la Fiscalía de Delitos Juveniles.
Además, Zabala consideró relevante el hallazgo de algunos objetos pertenecientes a las víctimas en el interior de una vivienda ocupada por el detenido, de 34 años. Los elementos también fueron reconocidos por las víctimas.

Asesinato, robos y abusos, prontuario de un delincuente de extrema peligrosidad

En el 2000 fue sentenciado a diez años de prisión por el delito de robo calificado y violación cometido a dos jóvenes de Fernández Oro.
 
José Zapata está procesado por el homicidio del odontólogo de Centenario Héctor Parlanti, quien fue ultimado de un disparo en el tórax, el sábado 7 de enero, en la Ruta Provincial 70 que une Cinco Saltos con el lago Pellegrini, cuando regresaba a su domicilio.
El hombre se había quedado en su camioneta mientras su esposa y su cuñado fueron a buscar un auxilio porque habían pinchado dos neumáticos del vehículo por la presencia de clavos "miguelitos" sobre la cinta asfáltica.
La Policía logró atrapar a Zapata el 28 de febrero en una chacra cipoleña ubicada en inmediaciones de la Ruta 151. En forma inexplicable, dos días después se escapó de la Comisaría 7 de Cinco Saltos y fue recapturado a las 24 horas en un sector cercano al lugar donde fue detenido por primera vez.
 
Violación de turista

Al cipoleño también se le imputa haber abusado sexualmente de una turista cordobesa que viajaba por la región.
La mujer fue atacada en momentos en que se encontraba con su pareja a un costado de la Ruta Provincial 6, en cercanías de Roca.
Además, en el año 2000 fue sentenciado por un Tribunal de Roca a la pena de diez años de prisión. Se le imputó el delito de robo calificado y violación cometido en perjuicio de dos jóvenes de Fernández Oro.

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Dejá tu comentario